Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV alerta de que la información para vigilar el mercado es insuficiente

Las cuentas de las empresas deben reflejar el impacto real de la crisis, dice Segura

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, advirtió ayer de las carencias de información que padece el organismo supervisor para realizar su tarea de vigilancia. Durante su intervención en el acto de investidura como doctor honoris causa de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, Segura arremetió contra las agencias de calificación (rating) y bancos de inversión por los conflictos de intereses con los que ejercen su función.

"Señalaré la necesidad de mejorar la información a los supervisores sobre el comportamiento de los agentes y las transacciones porque en estos momentos carecemos de toda la información necesaria para poder llevar a cabo nuestra función de vigilancia", dijo Julio Segura al final de un discurso titulado La estabilidad financiera y el riesgo sistémico. Segura aclaró que se refería a la mejora de información que no se hace pública al mercado, como la incluida en los estados financieros reservados, que a su juicio es vital para la supervisión.

El presidente del organismo critica a las agencias de calificación

"Un mundo financiero más complejo e inestable requiere información microeconómica más detallada para detectar a tiempo tendencias potencialmente desestabilizadoras y ayudar a prevenir posibles crisis", incidió el supervisor, que aprovechó para pedir un aumento de los recursos destinados al tratamiento en tiempo real de información, análisis e investigación.

Redundó en la necesidad de mejorar la transparencia de los productos financieros recibida de los inversores "especialmente de los no profesionales", para que conozcan las características del producto y el riesgo que asumen. Mejorar también la información financiera pública de emisores y sociedades cotizadas porque "sin estar seguros de que las cuentas de las empresas reflejan los efectos reales de la crisis sobre resultados y patrimonio es imposible recuperar la confianza". Y por último mejorar las infraestructuras del mercado, es decir, de los sistemas de registro, compensación y liquidación de las operaciones. Este es otro aspecto esencial porque, a su juicio, "la mayor parte de las transacciones financieras se realizan en mercados no regulados ni supervisados".

Atacó duramente, y de forma reiterada a las agencias de calificación y otros organismos. "Las agencias califican determinados productos financieros emitidos por empresas y, a su vez, diseñan y ayudan a colocar emisiones a otras o a las mismas que califican y prestan otros servicios y emiten informes sobre las perspectivas de las empresas". "Adicionalmente", remachó, "sus calificaciones tienen una influencia enorme en los mercados financieros, no solo de emisiones privadas, sino también de deuda soberana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2010