Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ezentis destaca "el capital humano" que atesora Sedesa

Mario Armero, presidente de Ezentis (antes Avanzit), acudió ayer a Valencia para explicar de primera mano la integración de Asedes, titular de las empresas del Grupo Sedesa, en la sociedad cotizada. ¿Por qué una multinacional especializada en tendidos de redes de cable o servicios de alta tecnología para instalaciones aeroportuarias tiene interés en una constructora regional especializada en obra civil? "Sedesa es mucho más que una constructora", sentenció Armero, para destacar el "capital humano" que atesora la empresa; la calidad de su trabajo y su dimensión internacional.

El presidente de Ezentis está convencido de que las "infraestructuras inteligentes" tiene un gran futuro. "Los atascos en las carreteras consumen el 1% del PIB", recuerda, o "cada vez tendrá mayor importancia el control de las fugas de agua en las canalizaciones". Dos muestras de las posibilidades de cooperación de una empresa puntera en tecnología con una constructora que "trabaja bien" y "da satisfacción de sus clientes".

Cultura internacional

El 60% de los 4.500 trabajadores de Ezentis trabaja en el extranjero. Los 370 empleados de Sedesa se integrarán en la sociedad cotizada, incluida la plantilla desplazada al extranjero. Sedesa tiene presencia en Hungría, Bulgaria, Rumania y Marruecos. "No es que hayan hecho una obra fuera, es que tienen incorporada una cultura internacional". La presencia exterior, además, resulta complementaria. Ezentis ya trabaja en Argelia, Marruecos y casi toda América Latina.

Para explicar el interés de Sedesa por Ezentis, Armero exhibe una cartera de clientes que incluye a Telefónica o Adif; Petrobras, la compañía nacional de petróleos de Brasil; o Endesa Chile, la división chilena de la empresa energética de origen español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2010