Las grandes petroleras aseguran que BP pudo evitar el escape de crudo

Directivos de varios gigantes petroleros coinciden en que el mayor desastre ecológico en la historia de EE UU podía haberse evitado si se hubieran seguido algunas prácticas de seguridad básicas. Durante su comparecencia ayer ante el Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes dentro de la crisis por el vertido de crudo en el golfo de México, los legisladores freían a preguntas (como se dice en el argot político de Washington) a los jefes de ExxonMobil, ConocoPhillips, Shell y Chevron. También declaró Lamar McKay, responsable para EE UU de la británica BP, propietaria de la plataforma que causó el derrame.

Como se esperaba, los jefes de las otras petroleras -ExxonMobil, ConocoPhillips; Shell; Chevron- han cerrado filas y se han distanciado de BP. "Una investigación independiente mostrará que la tragedia se podía haber evitado", dijo John Watson, jefe ejecutivo de Chevron.

Más información

McKay, de BP, unió el futuro bienestar estadounidense a la extracción de petróleo del golfo. "Sentimos todo lo que está sucediendo en el golfo de México. Sentimos eso y sentimos el derrame", dijo McKay, después de que el presidente del comité le preguntase cuándo planeaba pedir BP "perdón" por lo sucedido. McKay testificó bajo juramento y no cambió el gesto pese al duro interrogatorio y al hecho de que sus colegas insistieron en que BP tomó decisiones inadecuadas.

Habrá comparecencias durante toda la semana. La de ayer fue la primera vez que se hizo público el distanciamiento entre BP y el resto de las compañías. "Este accidente marca un antes y un después en las normas de perforación en aguas profundas", dijo Rex Tillerson, presidente de Exxon Mobil. Todos los directivos insistieron en despejar el pánico de la población de que las perforaciones no son seguras. "Es crucial una revisión imparcial y experta de lo que sucedió", reclamó Tillerson. Para ellos hay mucho en juego.

Este era el mar de fondo horas antes de que el presidente compareciera anoche (20.00 hora local, dos de la madrugada en la España peninsular) ante la nación. Antes pronunciaba un discurso en Pensacola (Florida), en lo que fue su cuarta visita a la región del golfo desde que se iniciara el desastre hace ocho semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50