Entrevista:FERNANDO ALONSO | Piloto de Ferrari y doble campeón mundial | Gran Premio de Malasia

"En igualdad de condiciones no hay nadie más rápido que yo"

Debutar en Ferrari con una victoria en Bahrein supuso para Fernando Alonso el espaldarazo que le faltaba. Desde que se confirmó su fichaje por la escudería de Maranello a finales del año pasado, el asturiano se convirtió en el referente del equipo, dejando al brasileño Felipe Massa en un segundo término. La adaptación de Alonso en Ferrari está siendo perfecta y el asturiano es uno de los más serios candidatos al título. Con 28 años, Alonso ya no habla de retirarse a los 30, sino que cree que le quedan seis o siete años de vida en la F-1. En Ferrari ha descubierto un mundo de sensaciones, complicidades, exigencias y satisfacciones. "He aprendido lo que significa este equipo y estoy orgulloso de estar en él", asegura el doble campeón mundial. Por un error de estrategia, el español arranca hoy 19º en el Gran Premio de Malasia (10.00, La Sexta).

"Ahora utilizo más la cabeza que el instinto. La experiencia te da lecciones"
"Tengo más responsabilidad que en otro equipo. El 60% de la gente es de Ferrari"
"Me quedan seis o siete años buenos. No me pongo metas sobre cuándo me cansaré"
"A veces, en los entrenamientos, pienso: ¿dónde están las llaves del coche?"
Más información
Un enorme fallo condena a Alonso
Alonso: "Ha sido la carrera más difícil de mi vida"

Pregunta. ¿Imaginaba que podía tener un inicio tan bueno?

Respuesta. No. Todo ha ido mejor de lo esperado. Piensas en comenzar con buenas sensaciones y buenos resultados, pero nunca sabes en qué posición estás cuando haces las pruebas invernales. Ha sido una buena noticia que fuésemos competitivos y que respondiéramos a las expectativas.

P. Ferrari es el equipo que más puede evolucionar el coche. ¿Cree que van a seguir por este camino?

R. Tengo confianza en que podamos ser competitivos todo el año. Ferrari y McLaren son quienes más saben evolucionar sus coches. Pero sin perder el respeto a los rivales, porque Red Bull y Mercedes no se van a quedar atrás. El título se decidirá por pequeños detalles.

P. Pensaba que habiendo ganado dos títulos mundiales, ya había alcanzado todos los objetivos en la F-1. Pero su padre le recordó que todavía no estaba en Ferrari.

R. Siempre me decía que correr para Ferrari iba a ser algo muy especial y que ese recuerdo permanecería toda la vida. Es un paso más en mi carrera. Cuando conocí el mundo Ferrari, comprobé que tenía razón. Porque descubrí lo que significa este equipo y estoy orgullo de pertenecer a él.

P. Antes de llegar a Maranello decía que no se veía corriendo a los 30 años. ¿Ha cambiado?

R. Bueno... quedo abierto a otras posibilidades. Tengo mucha ilusión y soy feliz de correr con este equipo. El ambiente es genial. Te sientes cómodo y no te colocas metas sobre cuándo puedes cansarte de todo eso. Seguiré hasta que deje de pasármelo bien. Seguramente me quedan seis o siete años buenos.

P. Ahora que ha corrido y ha ganado con ellos, ¿cuál es el aspecto más diferencial de Ferrari?

R. El trato familiar, tanto los de mercadotecnia, como los cocineros, los mecánicos, los ingenieros... Todos saben que forman parte del equipo y que no hay diferencias. Se sienten iguales. También la amistad que hay entre todos.

P. ¿Creía que Domenicali podría ofrecerle un F10 como el que tiene, tras el desastroso 2009?

R. Tenía esperanzas. Sabía que los ingenieros habían estado trabajando mucho y estaba convencido de que iban a hacer algo bueno. Pero pensé que íbamos a empezar el año con un poco de déficit y que íbamos a recuperarlo a lo largo de la temporada. Así que fue una grata sorpresa empezar tan bien.

P. ¿Cuál ha sido su aportación?

R. No sé. Pero desde noviembre estuve trabajando muy cerca de los diseñadores y los ingenieros y muchas cosas de las que hablé con ellos, aprovechando mi experiencia y mi conocimiento de los circuitos, están ahora en el coche. Todos hemos ayudado.

P. ¿Le sorprende haber tenido una integración tan rápida?

R. No. Siempre he tenido bastante facilidad para adaptarme a las cosas nuevas. Y aquí eran todos italianos y conocía a gran parte del equipo.

P. ¿Se siente ya querido por la prensa italiana y los tifosi?

R. No he vuelto a Europa desde la primera carrera, así que no sé nada de primera mano. Supongo que sí.Tengo ganas de regresar a Maranello y saludar a todo el mundo. Espero que los seguidores de Ferrari estén orgullosos.

P. Cuando se sienta al volante, ¿piensa en que está conduciendo un Ferrari o le da lo mismo que sea un McLaren o un Renault?

R. En el coche no piensas en nada ni sientes ninguna presión extra. Pero el fin de semana en general, cuando estás en el paddock o cuando te concentras para iniciar la carrera sabes que tienes una responsabilidad mayor que en cualquier otro equipo porque el 60% de las gradas están con gorras de Ferrari, la gente en casa está siguiendo a los monoplazas rojos en China, en Australia, en Italia... Eso crea una responsabilidad y también te ofrece una motivación mayor, porque quieres darles siempre una alegría.

P. ¿Es cierto que mientras conduce a 300 km/h puede estar pensando en cualquier otra cosa?

R. Sí. En las carreras menos, porque estás muy concentrado, pero en los entrenamientos, esos días que das 130 vueltas al circuito, a veces piensas en otras cosas, lo más banal: ¿dónde tengo las llaves del coche?, la llave del hotel no me abrió esta mañana y tengo que pedir otra... cosas así.

P. Hace algunos años comentó que su cabeza estaba pensando las 24 horas del día en la F-1. ¿Tiene otras preocupaciones?

R. Sigo ocupando la mayor parte del día en eso.

P. ¿Y continúa probando sus reflejos en la carretera?

R. ¿Se refiere en el arranque en los semáforos? Los fines de semana de gran premio sí que tienes los sentidos más despiertos y todo te recuerda la carrera. Todo lo que haces, ya sea cenar con los amigos o jugar al billar la noche antes, lo haces recordando el gran premio.

P. ¿Con el paso de los años se ha vuelto más conservador en la conducción?

R. Sí, porque utilizas más la cabeza. La experiencia te da lecciones y sabes lo que necesitas para ganar un campeonato: ser regular, no tener fallos, acabar todas las carreras. En momentos de alta tensión o en momentos críticos mantienes la calma. En años anteriores seguía más mi instinto.

P. ¿Quiénes son los mejores pilotos de la parrilla?

R. Es difícil decirlo. Hamilton, Kubica, Vettel, Massa, Schumacher. Los mejores pilotos conducen los mejores coches.

P. ¿Cree que alguno de ellos sería más rápido que usted en las mismas condiciones?

R. Yo creo que no.

P. Mucha gente dice que lo que más le distingue es que es un piloto global: diagnostica bien, conoce el coche, ayuda a los ingenieros, es muy rápido y cerebral.

R. Intento hacer mi trabajo lo mejor posible y no sólo consiste en conducir el domingo. Tengo que ser un profesional de jueves a domingo y ayudar siempre a los técnicos a preparar bien las carreras. El trabajo de un piloto es mucho más que conducir rápido en la calificación y en la carrera. Intento suplir mis defectos con más trabajo en aspectos colaterales.

P. ¿Cómo se refleja la madurez que ha adquirido en la fórmula 1?

R. Ni siquiera sé si se refleja. Intento hacer lo mismo desde que llegué en 2001. Lo que más ha mejorado es que en estos momentos me siento más cómodo y feliz durante todo el fin de semana. Más paciente, con más calma. He eliminado los momentos de estrés que antes me daban más quebraderos de cabeza.

P. ¿Le afectan las mismas cosas que antes?

R. Más o menos: el no sacar el 100% de ti mismo durante una vuelta, o la exigencia que te pones. Cuando no salen bien las cosas, quieres siempre lo mejor.

P. ¿Actuaría de igual forma ante una situación similar a la que vivió en 2007 en McLaren?

R. Exactamente igual.

P. Sabe que Hamilton asegura que se equivocó en muchas cosas y que ahora le respetaría más.

R. Él no hizo nada reprochable. Éramos dos pilotos que queríamos lo mejor. Lo de 2007 no tiene nada que ver con la relación entre Hamilton y Alonso. Tiene que ver con quién dirigía las marionetas. Ese año fue uno de los mejores para mí, independientemente de que no pudiese ganar el campeonato. Fue una temporada de muchas lecciones y de enriquecimiento personal y como piloto. Y la decisión de irme de McLaren fue la mejor, sin duda, porque ahora estoy sentado aquí, vestido de rojo. Mejor imposible.

P. ¿Le resultó frustrante no ganar aquel título, porque lo tuvo en la mano?

R. Los títulos se deciden por muchas cosas. Si no lo gané fue porque en algún momento no hicimos bien las cosas. Me faltó un punto. Y ya no pienso en ello, sino en aprovechar la siguiente oportunidad, que espero que sea este año.

P. ¿Le crea presión saber que todo el mundo espera sólo verle ganar y que tal vez no les sirva un segundo o un tercer puesto?

R. No. Sé que hay mucha gente detrás y muchas expectativas, pero es normal y prefiero correr con la presión y las ganas de este año, que sin presión como los dos anteriores en Renault. Entonces, aunque la gente quería verme en el podio, era consciente de que era imposible. Saber que todo el mundo espera que gane me motiva especialmente porque ahora tengo posibilidades de lograr victorias.

P. En Australia comentó que si Massa no hubiera sido su compañero de equipo le habría atacado con más insistencia. ¿Va a reproducirse esa situación?

R. No especialmente. Siempre habrá momentos de lucha entre nosotros, porque tenemos el mismo coche y es normal que estemos más o menos juntos en carrera. Si uno sale segundo, el otro será el tercero o el primero. Nos encontraremos muchas veces en la pista y es normal que el trato sea un poco más conservador porque lo más importante es que los dos Ferrari cojan el máximo número de puntos. Se repetirá. Pero no creo que eso nos cree problemas.

P. Es un gran campeón y una persona muy competitiva. ¿Soportaría ir por detrás de Massa en la clasificación?

R. Perfectamente. No recuerdo ningún compañero que haya acabado el campeonato con más puntos que yo. Pero puede que alguna vez ocurra. No sé si me voy a poder retirar ganando a todos los compañeros que he tenido. Y si ocurre, mi objetivo será mejorar el próximo año para que no vuelva a ocurrir. Pero si pasa lo aceptaré perfectamente.

P. Esta temporada hay duelos de personalidad en varios equipos: Hamilton y Button en McLaren, Schumacher y Rosberg en Mercedes, Vettel y Webber en Red Bull, y usted y Massa. ¿Cree que todos acabarán bien?

R. Sí, porque es ley de vida. Siempre ha habido compañeros fuertes en los mejores equipos. No hay ninguna escudería que opte al título con un único piloto competitivo y rápido.

P. Hizo un comentario en Australia que le pudo sentar mal a Massa. Dijo que sus rivales para el título estaban detrás, pero el brasileño acabó por delante de usted.

R. Considero rival a todo el mundo y respeto a todos. Pero tanto Vettel, como Hamilton y Schumacher tienen coches diferentes al mío y me preocupa sacarles la máxima ventaja. Si tienes que jugarte un campeonato del Mundo con tu compañero de equipo, dependes más de ti porque llevas el mismo coche y debes resolverlo con tus propias capacidades. Frente a los demás, en cambio, el coche puede tener una incidencia determinante.

P. ¿Sigue pensando que Vettel y Red Bull son sus grandes rivales?

R. A día de hoy, sí. Tanto Vettel como Webber son los más fuertes. Vettel está consiguiendo las poles, pero Webber tarde o temprano acabará explotando. Red Bull es el coche más rápido. Puede que McLaren y Mercedes se sumen a la lucha por el título.

P. ¿Ferrari está por delante de los demás coches?

R. Si analizas las prestaciones, fiabilidad, equipo... tal vez sea el mejor equipo. Nos falta mejorar en prestaciones, sobre todo en la calificación, porque Red Bull está por delante.

P. ¿Tal como están yendo las cosas, sentiría una decepción si no acabase ganando el título?

R. No. Porque las obligaciones en el deporte no existen y, por tanto, no son exigibles. Lo que sí pueden exigirte es que des el máximo de ti mismo durante los 10 meses que dura el campeonato y que al final estés en la disputa del título. Y eso prácticamente se puede garantizar y lo puedo prometer. Pero ganar o no el título va a depender de tantos detalles y de tantas carreras, y de pequeñas cosas que van a ocurrir durante estos meses. Si te son favorables, ganarás. Pero si no, no habrá decepción porque estoy seguro de que daré el 100% y me sentiré feliz por el trabajo realizado.

P. ¿Y si dando el 100% también en los próximos años, acaba su andadura con Ferrari sin conseguir ningún título, se iría con una espina clavada?

R. Tampoco. Como piloto no puedo pedir más de lo que he conseguido hasta ahora. Espero ganar algún otro título, pero si no, me marcharé como cualquier deportista, tal vez con un mal sabor de boca porque siempre quieres ganar. Pero con la satisfacción de haber ganado dos títulos, haber corrido con Ferrari y haber dado siempre lo mejor de mí mismo.

Fernando Alonso, tras la sesión de calificación del Gran Premio de Malasia.
Fernando Alonso, tras la sesión de calificación del Gran Premio de Malasia.REUTERS
Fernando Alonso, durante la calificación del Gran Premio de Malasia.
Fernando Alonso, durante la calificación del Gran Premio de Malasia.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS