Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los turistas se manifiestan contra el hotel que se levantará en El Palmar

El alcalde de Vejer defiende el complejo y dice que se hará otro más grande

Sentados, de pie, bailando y comiendo bocadillos de mortadela. Varios centenares de personas, la mayoría jóvenes, se concentraron ayer en la playa gaditana de El Palmar para protestar contra el complejo hotelero que va a construirse en la zona, a unos 400 metros de la costa. Era la primera concentración (física, ya que ya realizaron una virtual) pacífica y festiva convocada por la Plataforma Salvar el Palmar, grupo nacido en Facebook (donde cuenta ya con más de 38.000 miembros). Rechazan el proyecto y reivindican "otro modelo de turismo, verdaderamente sostenible, local y ecológico", como lo define Antonio Morales, portavoz de la plataforma.

La mortadela era una respuesta al alcalde de Vejer, el socialista Antonio Verdú, que aseguró hace unas semanas en Diario de Cádiz que no está dispuesto a "dejar el Palmar para los bocadillos de mortadela". Lo que para los manifestantes es un ataque a las playas vírgenes y el entorno natural, para el edil es un modelo absolutamente respetuoso con el medio ambiente, competitivo y necesario para el desarrollo económico del pueblo. De hecho, Verdú afirmó ayer que esa es la línea por donde debe desarrollarse el municipio y que "otro complejo de desarrollo turístico similar, tres o cuatro veces más grande" se situará en el otro extremo de El Palmar: "está en el plan de ordenación del territorio y vamos a empezar a actuar".

Las protestas contra el proyecto comenzaron en una red social

Los contrarios al hotel creen en un modelo rural. "Se pueden hacer 20 hotelitos con sus huertas ecológicas, carriles bici, un turismo activo que fomente el surf, sin asfalto", dice Morales. "Este apoyo es inédito, es la primera vez que los turistas de una zona se unen para pedir a los políticos que les dejen mantener la zona. Los políticos están confundidos, el lujo es esto y no lo que ellos piensan hacer", dice Morales.

Sandra, una de las manifestantes, aseguró que si se construye el hotel "probablemente" dejaría de acudir: "Lo que busco es lo que tengo ahora y quiero alquilarle la casita a la gente de aquí, no es bueno que todo esté en manos del mismo dueño".

La plataforma consideró la convocatoria un éxito. Desde la capital gaditana acudieron miembros de la Plataforma Salvemos la Caleta (contra el proyecto de remodelación de dicha playa). También están contra el proyecto hotelero otras asociaciones como Ecologistas en Acción, Greenpeace, Clean Ocean Project o la asociación de surfistas por el respeto al litoral. El actor Miguel Ángel Silvestre fue la cara conocida de la concentración; como asiduo de la zona, cogió el micrófono para asegurar que el modelo actual "es el más rentable para las familias de El Palmar".

Para el alcalde de Vejer la concentración fue "un fracaso, con un montón de perros y haciendo la botellona, no tienen credibilidad". El alcalde cree que detrás de la plataforma hay "intereses ocultos". Concretamente, Verdú acusa a Morales de tener negocios ilegales y no querer el proyecto porque "puede hacerle competencia". Morales se defiende y asegura que está en la misma situación de los vecinos: "Tenemos todos los permisos menos la licencia municipal, que he pedido dos veces y me han negado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de abril de 2010