El debate de las medidas contra la crisis

La oposición sale "decepcionada", aunque cerrará algunos pactos

Nadie lanza las campanas al vuelo tras el fin de la primera ronda en busca de acuerdos para la creación de empleo y el crecimiento de la economía, pero todos saben que habrá campos de coincidencia. El Gobierno aparenta moderada satisfacción, en tanto que la oposición se declara "decepcionada" y mantendrá su pugna para modificar o añadir a los postulados del Ejecutivo los suyos. La oposición atribuye al Gobierno "falta de ambición" porque deja fuera reformas de más calado. No obstante, ningún grupo se muestra tan crítico como el PP.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, el titular de Fomento, José Blanco, y el de Industria, Miguel Sebastián, tienen la impresión de que, en mayor o menor medida, todos los partidos participarán en algún tipo de acuerdo. Ahora, la comisión gubernamental elaborará un documento de conclusiones, que recogerá algunas de sus peticiones. Pero que nadie se llame a engaño, porque el Ejecutivo no añadirá temas nuevos, aunque sí "asuntos colaterales" que surgen de su temario y "clarificará otros" a instancias de la oposición.

En la ronda de ayer, los impuestos fueron tema de discusión, aunque en sentido contrario a lo expuesto por el PP y CiU el día anterior. Tanto los representantes de IU como Joan Herrera, de ICV, y Francisco Jorquera, del BNG, pidieron en vano al Gobierno que suba los impuestos a las rentas más altas. El representante del BNG sí estaría dispuesto a un pacto global contra la crisis, pero no con las premisas del Gobierno. "Si buscan corresponsabilizarnos en medidas impopulares, nosotros no vamos a ser comparsas", advirtió. Como todos, sí reconoce que algunas medidas las podrá aprobar.

La portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, quiso centrarse en lo que es posible. Oramas pidió que las medidas del Gobierno se adapten a la realidad socioeconómica de Canarias. Tampoco cerró la puerta a los acuerdos el representante de UPN, Carlos Salvador, que, como Oramas, pidió que los acuerdos posibles se lleven a cabo de inmediato. Para acuerdos puntuales no hace falta "tanto palacio", señaló la dirigente de UPyD, Rosa Díez. "Los ciudadanos se sienten defraudados", interpretó.

A los socialistas les correspondió la nota optimista. Leire Pajín dio por supuesto que habrá acuerdos que los ciudadanos saludarán. Por la noche, al cierre de la ronda, José Antonio Alonso, portavoz parlamentario socialista, defendió la utilidad de esta iniciativa, que, dijo, se traducirá en acuerdos parlamentarios.

Rosa Díez, dirigente de UPyD.
Rosa Díez, dirigente de UPyD.C. MANUEL

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50