Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GM aportará 1.900 millones a Opel, el triple de lo anunciado

La multinacional busca apoyos para la reestructuración

La compañía estadounidense General Motors (GM) triplicará la ayuda financiera a su filial alemana Opel. En total, GM colaborará con 1.900 millones de euros a la reestructuración de la automotriz, que atraviesa graves problemas financieros. Hasta ahora, GM hablaba de invertir 600 millones.

La multinacional con sede en Detroit intenta así ganarse el apoyo de los sindicatos y de los gobiernos europeos que favorecieron la venta de Opel durante la grave crisis de GM. El Gobierno alemán, uno de los más firmes partidarios de la fracasada venta de Opel a la compañía canadiense Magna, se mostró cauto al valorar la decisión.

Sin embargo, representantes de los gobiernos de las regiones alemanas donde Opel tiene plantas de producción hablaron de "pasos en la dirección correcta". El ministro de Economía, el liberal Rainer Brüderle, destacó en Hannover que el anuncio demuestra que GM goza de liquidez financiera, pero no quiso comentar qué cantidades aportará Alemania al salvamento de Opel: "El procedimiento sigue en marcha y el resultado está abierto" dijo.

Más optimista es el jefe del comité de empresa europeo de Opel, Klaus Franz, quien valoró los intentos de Opel de "conquistar de nuevo la confianza" de los sindicatos.

La empresa elevó, además, el coste total del saneamiento en 415 millones. Según este cálculo, harán falta 3.700 millones de euros para evitar el cierre definitivo de la marca. La contribución requerida a los gobiernos quedó así reducida a unos 1.900 millones. Hasta ahora, GM solicitaba 2.700 millones. El plan de saneamiento contempla 8.300 despidos en Europa, 3.900 de ellos en Alemania y 900 en la planta española de Figueruelas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010