Arranca la campaña electoral en Colombia

El veto constitucional a una segunda reelección de Uribe dispara una carrera contrarreloj hacia las presidenciales

Sin Álvaro Uribe en la baraja de candidatos presidenciales -la Corte Constitucional le cerró el viernes el paso a un tercer mandato-, empieza en Colombia la más corta y frenética campaña para las presidenciales del 30 de mayo. Tras conocerse el fallo sobre la inconstitucionalidad del referéndum sobre una segunda reelección, los candidatos empezaron a definir sus posiciones y empezó también una suerte de rapiña de los que quieren heredar los votos de Uribe. Son muchos los que prometen no sólo mantener la línea dura de Uribe contra la guerrilla, sino incluso ir más allá.

Para el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos terminó una larga espera. Desde que dejó su cargo aseguró que sería candidato si Uribe no lo era. Horas después de conocerse el veto a la consulta popular dijo lo que hace rato guardaba en silencio: "Quiero ser presidente de la República". Su mayor reto, dijo, "es defender con lealtad el legado del mandatario". Es el candidato que encabeza -casi a la par del independiente Sergio Fajardo- las encuestas con apenas un 12% de votos. Pero es un personaje que genera resistencias; por correo electrónico empezaron a circular llamamientos ciudadanos que rezan: "Todos contra Santos".

Más información

El ex ministro espera ser proclamado candidato del Partido de la U en los próximos días. Aunque hay algunas señales que indican que él es "el heredero de Uribe", aún no está claro que sea el que obtenga la bendición presidencial. El viernes, en una entrevista en una televisión regional, Uribe elogió a otro de sus escuderos: el ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias. "Es mi versión mejorada", dijo al hablar de este economista y político de 36 años, al que todo el país conoce como Uribito. Ayer por la mañana, a puerta cerrada, Uribe habló con estos fieles alfiles. Se dice que les dijo qué deben hacer cada uno para lograr su apoyo.

Arias representa al Partido Conservador. Su lema es "Arias, el del Presidente". El 14 de marzo se disputa con la ex embajadora Noemí Sanín -junto a tres candidatos más- la candidatura. La suerte del uribismo está ligada a esta consulta. Arias se uniría a Santos. Noemí no. Según las últimas encuestas, Sanín lograría el doble de votos de su rival. Hay otro uribista que asoma: Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical. Predica que es el "más indicado para reemplazar a Uribe".

En este nuevo ajedrez todos tienen juego. Como dijo el candidato Luis Eduardo Garzón, "con Uribe en el ruedo, las elecciones eran una corrida de toros con un solo torero; sin él se convirtieron en una corrala en la que todos somos iguales".

En la oposición, la ausencia de Uribe da alas a los aspirantes Rafael Pardo, del partido Liberal; a Gustavo Petro, del Polo Democrático, y a tres ex alcaldes de Bogotá de entre los cuales saldrá un candidato el 14 de marzo. Petro sorprendió al declarar que solo él, como presidente, podría garantizarle la seguridad al saliente mandatario.

En cualquier caso, ninguno de los posibles candidatos tiene el apoyo necesario para ganar en primera vuelta. La incertidumbre se extenderá hasta el 20 de junio, fecha de la vuelta definitiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 28 de febrero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50