Entrevista:VÍCTOR YANUKÓVICH | Candidato a la presidencia de Ucrania

"Ucrania ha perdido la confianza de Occidente y de Rusia"

En los últimos cinco años Ucrania ha perdido la confianza de Occidente y de Rusia, según Víctor Yanukóvich, el ex primer ministro y líder del partido "Regiones" que el domingo se enfrentará por la jefatura del Estado a Yulia Timoshenko, la actual jefa del gabinete. Con una ventaja de más de diez puntos en primera vuelta, Yanukóvich, de 59 años se muestra confiado, aunque la experiencia indica que no debería. Este hombre corpulento criado en la zona minera de Donbás fue un niño huérfano que se sintió "indefenso" y que anhelaba tener una familia. Hoy,se considera un "hijastro" maltratado de la Revolución Naranja (2004), en la que Víctor Yúshenko le arrebató la presidencia. Con el distanciamiento que le da el tiempo transcurrido,admite, no obstante, que aquel acontecimiento tuvo no obstante sus frutos positivos.

"La 'revolución naranja' me trató como a un hijastro, muy mal"
"El FMI no debe contribuir al empobrecimiento de los ucranios"

Más información

Pregunta. Si pierde, ¿reconocerá su derrota?

Respuesta. Por supuesto, pero eso no sucederá.

P. Si gana, y su oponente se lo niega, ¿Defenderá su victoria en la calle o en el juzgado?

R. "La defenderé en los tribunales y en la calle y ya no habrá una repetición de 2004 (la tercera vuelta electoral en la que venció Yúshenko).

P. ¿Favorece la UE a Yulia Timoshenko?

R. "Creo que Europa está dispuesta a reconocer la decisión del electorado y que tiene la misma actitud equilibrada ante los dos candidatos".

P. Su campaña parece más pasiva que la de su adversaria, ¿Acaso no debería movilizarse?

R. "Estamos suficientemente movilizados. Utilizo mi fuerza de forma racional en la vida y en el deporte. Hay que planificar los movimientos y derribar al rival con técnica y sin agitación superflua. Mi rival está nerviosa porque ha perdido cinco años en los que en vez de trabajar de forma eficaz se dedicó a luchar con Yúshenko. Lo suyo es desasosiego y no movilización".

P. Europa parece haberse decepcionado de Ucrania ¿Mantiene usted el rumbo hacia la integración en la UE?

R. "La UE no nos da una perspectiva y lo entendemos. Por eso, debemos trabajar para modernizar el país aplicando los criterios sociales, económicos y técnicos europeos. El matrimonio con la UE solo puede darse con acuerdo de las dos partes. No queremos forzar a la novia, pero cumpliremos con nuestras obligaciones y seremos unos socios de fiar para Europa, para Rusia y para EEUU. Con todos queremos unas relaciones de confianza, eficaces y mutuamente ventajosas".

P. Hace poco usted estuvo en el congreso del partido Rusia Unida (mayoritario en el parlamento ruso) en San Petersburgo, cuando la primera ministra Yulia Timoshenko se reunía con el jefe de gobierno ruso Vladímir Putin en Yalta (Ucrania). ¿Se reunió usted con el presidente Dmitri Medvédev en San Petersburgo?

R. No me reuní ni con Medvédev ni con Putin.

P. ¿Qué relación tiene con Medvédev?

R. (suspira) "Soy líder de la oposición de Ucrania. No soy primer ministro. ¿Qué relaciones puedo tener con Medvédev? De momento ninguna. Yo conozco a Medvédev. Medvédev me conoce a mí , pero no tenemos contactos personales. De momento tengo relaciones con Rusia Unida y las relaciones que tengo me satisfacen.

P. Pero Médvedev no le recibió cuando usted estuvo en San Peterburgo.

R. y yo no le pedí que me recibiera.

P. Usted aboga por un consorcio de transporte de gas con Rusia y la UE.¿qué obtendriamos de ello?

R. "Sería ventajoso para todos, porque uniría a Rusia como suministrador, a Ucrania como país de tránsito y a la UE como consumidor. Durante estos cinco años, en los que hemos perdido la confianza de Rusia y de la UE, se han comenzado a construir gasoductos en los que no nos han invitado a participar.Eso no es justo y plantearé este tema ante Rusia y la UE de inmediato tras las elecciones. Queremos participar en la Corriente del Norte y la Corriente del Sur ( proyectos de gasoductos por el Báltico y por el mar Negro al margen de Ucrania). Si perdemos volumen de gas en tránsito, debemos compensar las pérdidas. Elaboraremos un mecanismo de participación como constructores y como miembros del consorcio.

P. Sus promesas populistas y las obligaciones con el FMI se contradicen en parte. ¿Incumplirá promesas o renunciará a los prestamos?

R. Su planteamiento es incorrecto.En EEUU, en Europa y en Rusia las prestaciones sociales aumentaron durante la crisis y el FMI no se opuso, pero en Ucrania, estaban congeladas por el Gobierno desde 2008 pese a las enormes alzas de precios y de la inflación.Tenemos una ley que vincula la subida de las pensiones y las prestaciones sociales con la inflación, pero el gobierno no la cumple. El FMI no debe contribuir al empobrecimiento del pueblo ucraniano, sino que debe ayudar a superar la pobreza. El gobierno tomó 11.500 millones de dólares del FMI que se ha gastado no se sabe donde y violando la ley y el FMI lo ha permitido.Quiero preguntar al FMI por qué ha jugado del lado de uno de los candidatos a la presidencia y le dio tanto dinero sin preguntarle en qué lo gasta. ¿Por qué el FMI no controla el cumplimiento del presupuesto por Timoshenko?

P. ¿Produjo la Revolución Naranja algo positivo?

R. Es muy positivo que haya democracia y haya aparecido libertad de palabra y de prensa.

P. Lo que está relacionado con la Revolución Naranja.

R. Bueno, sí. Básicamente comenzó después de la Revolución Naranja.

P. Así que usted es hijo de la Revolución Naranja.

R. No me considero hijo, sino hijastro. A mí la Revolución Naranja me ha tratado como a un hijastro, muy mal.

P. En Ucrania Occidental le consideran un proruso.¿Qué les puede decir?

R. Que no hay nada malo en eso. A todos nos ha perjudicado la disminución del comercio con Rusia de 40.000 millones de dólares a 13.000 millones de dólares. Nuestra política hacia Rusia debe reflejar nuestros intereses nacionales. Por eso, debe ser pragmática, equilibrada y no despertar desconfianza. Durante estos cinco años Rusia y Europa han acumulado una enorme desconfianza hacia Ucrania y eso es lo peor que nos ha sucedido.Esos demócratas que siempre hablan de valores democraticos perdieron la confianza de Europa.

P. En su campaña electoral, Timoshenko le recuerda a usted su expediente penal (juzgado en 1967 y 1970 por una riña y el robo de un gorro), aunque ella también fue objeto de investigaciones penales que no llegaron a los tribunales. ¿Acaso no da importancia a esos aspectos de la biografía de su rival?

R. Creo que el recordar aquellos episodios no muestra la fuerza de Timoshenko sino su debilidad. Sabe muy bien que los jueces reconocieron mi inocencia en 1978 y después de aquello ingresé en el Partido Comunista y comencé a tener puestos de responsabilidad, cosa imposible de haber sido culpable.

P. Yo le pregunto sobre las investigaciones penales contra ella.¿Acaso no son importantes?

R. Para mí lo que cuenta es cómo podemos cambiar la vida de la gente. No voy a entrar en una sucia batalla. Va contra mis principios.

P. De niño, en la región minera de Donbás, ¿pasó hambre?

R. La sensación de hambre la tengo hasta hoy. Cuando veo una mesa servida me parece que me lo comería todo, aunque, luego, como muy poco. Es porque de niño siempre estaba hambriento. Éramos muy pobres.Vivía con mi abuela, porque mi madre murió cuando yo tenía dos años.

P. ¿Qué clase de niño era?

R. Siempre me sentía indefenso y anhelaba tener una familia. En diferentes momentos de mi vida hubo personas que me ayudaron, pero la persona más cercana a mí fue el cosmonauta Yuri Beregovói. El decía que yo era su hijo, su amigo y su hermano y yo, que el era mi padre, mi amigo y mi hermano.

P. Dicen que usted aprendió a hablar bien el ucraniano. ¿Cuándo lo estudió?

R. Comencé a estudiarlo en la noche del 20 al 21 de noviembre de 2002, para intervenir ante el parlamento. De madrugada me llamó el presidente Leonid Kuchma y me preguntó si tenía una buena profesora.

P. ¿Puede imaginarse que el ruso sea segunda lengua oficial de Ucrania en igualdad de condiciones que el ucraniano por todo el Estado?

R. Ucrania es un Estado europeo y como mínimo debe poner en práctica la Carta Europea de las lenguas regionales y minoritarias, que ha ratificado. Cuando comiencen a funcionar las leyes al efecto veremos en qué medida es necesario profundizar en ese tema que hoy divide a los ucranianos y a la sociedad y que hay que resolver de modo que tanto los ucranianoparlantes como los rusoparlantes se sientan cómodos.

P. ¿Podría imaginarse a sí mismo jurando la constitución de Ucrania en ruso?

R. Creo que no es necesario.Nuestra constitución dice que la lengua del Estado es el ucraniano y como persona respetuosa de la ley, estoy obligando a jurar en ucraniano.

P. Yúshenko ha promulgado un decreto declarando héroe de Ucrania al nacionalista Stepan Bandera, al que una parte de la sociedad considera como un colaborador con el nazismo. ¿Qué va a hacer con el decreto de Yúshenko, si llega a presidente?

R. Las máximas condecoraciones de Ucrania deben darse a gente viva, no a personajes de la historia anterior al Estado surgido al desintegrarse la URSS.Debemos dejar la historia a los historiadores y que ellos aclaren lo que hay detrás de las etiquetas de "héroes" y "delincuentes, que sean ellos los que valoren las heroicidades y los asesinatos de hebreos y polacos.

P. ¿Está Ucrania hoy más consolidada que en 2004?

R. Lo está,porque incluso mi resultado electoral en primera vuelta en Ucrania Occidental es el doble que en 2004, lo que es un síntoma favorable. Para que nos comprendamos hay que darme una oportunidad de mostrar que yo seré un presidente justo y eficaz para ellos. En mi región, Donetsk, y en mi ciudad , Yenakievski, votan por mí, pero Timoshenko tuvo un resultado muy malo en su ciudad, Dnepropetrovsk, justamente porque ahí la conocen.

Más margen de votos, menos quejas

La sociedad ucraniana mostró una gran madurez en la primera vuelta de las elecciones presidenciales el pasado 17 de enero, pero en medios occidentales hay inquietud ante el decisivo cuerpo a cuerpo del próximo domingo, en el que Víctor Yanukóvich y Yulia Timoshenko se juegan su carrera política. "Si el vencedor/a no le saca un claro margen al perdedor/a, puede producirse un follón", señalaba un diplomático, refiriéndose a la posibilidad de que el (o la) derrotado (a) cuestione el resultado desfavorable alegando supuestas irregularidades.

Ante este estado de cosas, resulta clave la misión de observadores de la OSCE (cerca de 600) que dirige la experimentada Heidi Tagliavini (autora del informe sobre la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008). Sus responsabilidades incluyen detectar fraudes, pero también no dejarse involucrar en eventuales tácticas de mal perdedor/a, si se produjeran. La victoria holgada de uno de los candidatos facilitaría la labor ya que acallaría las dudas que un escaso margen podría provocar. "No hay que excluir que el resultado sean tres presidentes, Yanukóvich y Timoshenko,como presuntos ganadores, y Yúshenko, como garante de la constitución", afirmaba irónicamente un funcionario de provincias. La propaganda a favor de Timoshenko es agresiva y en ocasiones truculenta. Un minúsculo partido, con estatus de observador en el Partido Popular Europeo (PPE) al igual que el partido de la primera minisra, utiliza reiteradamente la imagen del presidente francés, Nicolás Sarkozy, la canciller alemana Angela Merkel y el jefe de Gobierno polaco, Donald Tusk, para asegurar que todos ellos apoyan a Timoshenko como "única" alternativa europea. Los embajadores de estos tres países puntualizaron ayer en Kiev que están por el desarrollo democrático de Ucrania, pero no apoyan a ninguno de los contendientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de febrero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50