Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal reitera que "con o sin tregua" no hay pruebas contra 'Egunkaria'

Que ETA tuviera interés en Euskaldunon Egunkaria -el único diario editado íntegramente en euskera hasta que el juez lo cerró en 2003- y quisiera controlarlo no significa que lo consiguiera, convirtiéndolo en un órgano más de la banda. Así lo reiteró ayer el fiscal Miguel Ángel Carballo que volvió a pedir el archivo del caso contra Martxelo Otamendi, Ignacio María Uria, Juan María Torrealdai, José María Auzmendi y Javier Oleaga, directivos y ejecutivos del periódico, por integración en ETA.

Carballo recordó que los documentos con los que Dignidad y Justicia y la AVT tratan de conseguir condenas de entre 12 y 15 años de cárcel son informes internos de la banda que no demuestran la pertenencia a ella de los acusados. Añadió que su petición de absolución se hubiera producido "con o sin tregua", en referencia a su solicitud de archivo de 2006, en pleno proceso de paz. "Fue una petición que yo mismo propuse", añadió para despejar dudas sobre supuestas órdenes de sus superiores.

El fiscal subrayó que no hay pruebas de que la banda controlara el consejo de administración, las finanzas o los nombramientos en la redacción. Y recordó que la línea editorial de Egunkaria nunca defendió postulados de ETA. "No hay ninguna noticia que demuestre que a ETA le sirviera de algo Egunkaria", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 2010