Brown convoca una cumbre para frenar la radicalización en Yemen

El primer ministro británico, Gordon Brown, convocó ayer una cumbre global para tratar la radicalización islamista en Yemen, a raíz del atentado fallido en un avión con destino a EE UU perpetrado por un nigeriano que supuestamente había estado en ese país. La conferencia, que cuenta con el apoyo de Washington y la Unión Europea (UE), se celebrará el 28 de enero en Londres, en paralelo a la que tendrá lugar ese mismo día sobre el conflicto en Afganistán.

El primer ministro británico precisó en su página web que, entre otros países clave, quiere atraer a la reunión a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes. "La comunidad internacional no puede negar a Yemen el apoyo que necesita para combatir el extremismo", declaró Brown. "He dicho anteriormente que Yemen, por ser tanto incubadora como refugio del terrorismo, representa una amenaza global", añadió.

Más información

El jefe del Gobierno recordó que el Reino Unido ya tiene comprometidos unos 100 millones de libras (113 millones de euros) de ayuda a Yemen, lo que le convierte en uno de los principales donantes al país, además de colaborar con las autoridades yemeníes para entrenar a unidades antiterroristas.

Los objetivos de la cumbre londinense serían, entre otros, alentar esfuerzos para "ampliar la capacidad del Gobierno" y facilitar ayuda humanitaria a las áreas con más riesgo de radicalización. Se trata también de identificar las necesidades antiterroristas del país, colaborar en la instrucción de sus fuerzas del orden y ayudar a Yemen a acometer reformas económicas, sociales y políticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50