El director de Greenpeace España pasará las fiestas en una cárcel danesa

Un juez argumenta que hay riesgo de fuga y peligro de destrucción de pruebas

Aseguran que no querían disimular mucho. Se les veía de lejos. Juan López de Uralde y Nora Christiansen llegaron el pasado 17 de diciembre a la cena que organizaba la reina Margarita II de Dinamarca por la Cumbre del Clima en un coche con una matrícula falsa con la numeración 007 y el logotipo de Greenpeace. La acreditación del vehículo, cuentan, tampoco dejaba lugar a dudas. Les presentaba como "jefes de Estado de Greenpeace para salvar la madre tierra". Los falsos invitados ni siquiera estaban seguros de poder burlar la seguridad de la recepción, a la que acudían decenas de mandatarios internacionales. Pero lo lograron. Se colaron hasta el hall del palacio de Christiansborg. Allí, desplegaron una pancarta con el lema Los políticos hablan, los líderes actúan. Fueron detenidos. Ahora están en prisión. Allí, en régimen de aislamiento, pasarán las navidades.

Christiansen y López de Uralde intentaron colarse en la cena de la Cumbre del Clima

Más información

Ayer, el Tribunal Superior de Justicia de Dinamarca rechazó el recurso presentado por la organización ecologista en el que pedía la liberación de López de Uralde, director de Greenpeace España, de Christiansen, coordinadora de Desarrollo y de otros dos activistas, Christian Schmutz y Joris Thijssen, que también participaron en lo que la ONG llama "acción reivindicativa". El juez alude "riesgo de fuga, peligro de destrucción de pruebas y tiempo para la investigación policial". Así, las autoridades han decidido mantener en prisión a los activistas durante 21 días, el plazo máximo que está permitido retener a una persona en Dinamarca en prisión preventiva.

Una decisión que la organización ecologista, conocida por sus vistosas acciones reivindicativas, no se explica. "Creemos que lo que quieren es darnos un escarmiento", sostiene Mario Rodríguez, coordinador de campaña de Greenpeace España. La organización -que convocó ayer manifestaciones para la liberación de los detenidos en 12 ciudades españolas en las que se congregaron cientos de personas- explica que es muy conocida en Dinamarca, que tiene allí un equipo de abogados. "Además, hemos facilitado a la policía danesa todos los detalles de cómo se gestó la acción". La organización ha colgado incluso en YouTube un vídeo en el que cuentan con imágenes cómo se gestó la acción.

Los cuatro activistas han sido acusados de falsificación de documentos, pretender ser una autoridad jurídica y entrar en un lugar privado sin permiso y alterar un acto en el que participaba la Reina, delitos penados con hasta seis años de cárcel.

"Nunca quisimos poner a prueba la seguridad. La decisión de las autoridades danesas es una huida hacia adelante. Se ha constatado el fracaso de la cumbre y ahora esto pone la puntilla al caos de seguridad y de organización de la reunión", dice Rodríguez. López de Uralde, de 46 años, padre de dos hijos pequeños, ha recibido asistencia de la Embajada española en Dinamarca, que le ha visitado tres veces.

Cuatro miembros de Greenpeace, el director de la sección española entre ellos, permanecen en prisión tras colarse en una cena de gala durante la cumbre del climaGREENPEACE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de diciembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50