Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La conferencia de Copenhague

La policía detiene a 75 activistas horas antes de la principal protesta ecologista

El ambiente se ha empezado a calentar en las calles de Copenhague, donde se celebra esta cumbre del clima. La Policía danesa detuvo ayer a 75 manifestantes y está convocada para hoy una gran protesta en la capital danesa. Las del viernes eran las primeras escaramuzas en las calles, que están siendo por ahora más ruidosas que violentas. Aunque han dejado ya imágenes impactantes de antidisturbios enfrentándose a grupos de jóvenes anticapitalistas. Y es que las autoridades de Dinamarca han avisado de que van a ser poco tolerantes con estas manifestaciones, hasta el punto que han endurecido su legislación de cara a esta cumbre del clima.

"Esto no va a ser Seattle", dijo a este periódico un representante de la Policía tras un reciente decomiso de diferente material para llevar a cabo acciones de protesta violentas. Se refería a las protestas contra la Organización Mundial del Comercio en el año 2000, la primera de una serie de movilizaciones contra la globalización.

Los arrestados de hoy pertenecen a la organización Our Climate-Not Your Business (Nuestro clima, no vuestro negocio), que rechaza la influencia de las empresas en estas negociaciones climáticas que tiene lugar en Copenhague. Una veintena de ellos fueron puestos en libertad el mismo día. Sin embargo, seis han sido inculpados por vandalismo o tentativa de vandalismo y deberán presentarse ante un juez. "Al menos 55 de las personas arrestadas de forma preventiva son de origen extranjero", declaró el portavoz de la Policía, Rasmus Bernt Skovgaard.

"Queremos decir no a las empresas criminales que son responsables del cambio climático y pretenden ahora salvarlo, guiados por sus intereses sólo mercantiles", comentó a AFP Thomas, un simpatizante de este movimiento que se desplegó por el centro de la ciudad haciendo sonar tambores y pitos. Sólo un anticipo de lo que puede ocurrir hoy en la ciudad danesa, pues organizaciones no gubernamentales han asegurado que esperan sacar a decenas de miles de manifestantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 2009