Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad desactiva la alerta por gripe A

El descenso de casos lleva a la consejería a suspender el circuito especial de llamadas del teléfono de Emergencias 112 y la contratación extra de enfermeras

La Comunidad de Madrid ha desactivado las medidas organizativas en centros de salud y hospitales que puso en marcha para combatir la pandemia de gripe A en la región. Después de un pico de casos que llegó a 376 por 100.000 habitantes a finales de octubre, la incidencia ha bajado en la semana 48 (la que acabó el 5 de diciembre; últimos datos disponibles) hasta los 81 casos. Ese descenso ha llevado a la Consejería de Sanidad a considerar que ya no hacen falta enfermeras de refuerzo, ni dedicar personal en exclusiva a la gripe ni continuar con el dispositivo especial para atender llamadas de gripe en el 112.

Una orden enviada el miércoles por la viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Sánchez, informa a los profesionales de que se desactivan varias medidas, como los circuitos especiales en el servicio de emergencias Summa 112, las agendas específicas de gripe en atención primaria (profesionales dedicados en exclusiva a atender en sus consultas a estos enfermos), los equipos especiales de radiología de tórax en los hospitales y la renovación de las enfermeras que se contrataron desde el 2 de noviembre (una profesional por turno y centro) como refuerzo en los centros de salud más masificados por los casos sospechosos de padecer gripe A.

El comunicado precisa que se mantienen otras medidas, como el dispositivo de entrega de fármacos antivirales, las medidas de protección para pacientes y profesionales (mascarillas, guantes y otro material disponible en los centros sanitarios) y el circuito de radiografías urgentes que se puso en marcha en noviembre en los centros de salud para comprobar si la gripe afecta a los pulmones del paciente.

El Grupo Coordinador de la Gripe de la Consejería de Sanidad continuará con el seguimiento de las tasas de gripe, asegura la viceconsejera, de manera que volverán a activar todas las medidas "si así fuera necesario".

La actividad gripal ha bajado en toda España, según el último informe del Centro Nacional de Epidemiología. Madrid está por debajo de la media española, que se sitúa en 151 casos por 100.000 habitantes."Va usted a ser atendido por un operador de emergencias, pero si su llamada es por la gripe pulse uno". Esta locución grabada, que empezó a escucharse el 15 de septiembre al llamar al teléfono de Emergencias 112, desapareció ayer a las ocho de la mañana. Tras pulsar la tecla, se oía otra grabación: "Le transferimos con un operador sanitario del equipo de gripe". Una nota de operaciones interna, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, ordenaba el jueves volver "a la operativa normal en relación con las llamadas de enfermedad con síntomas de gripe". Todo ello, "siguiendo las indicaciones de Sanidad".

La nota destaca la "baja incidencia actual de las llamadas relativas a la gripe" e informa de que, a partir del día 11, el ciudadano volverá a escuchar la locución anterior a la puesta en marcha del "centro de coordinación telefónica específico para la gripe A", como lo denominó el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, cuando lo presentó. Lo que se oye ahora es: "Emergencias 112, si desea comunicar una emergencia manténgase a la escucha; en caso contrario le rogamos evite utilizar este número".

Cuando los operarios del 112 reciban una llamada relativa a síntomas de la gripe, tendrán que volver a tipificarla como "enfermedad" en el sistema informático y derivarlas a los sanitarios del Summa, según la nota.

"El pico de máxima incidencia ya se ha producido y las tasas están descendiendo en toda España", explica José María Molero, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc). "Aun así, siguen siendo niveles altos para esta época, porque los picos de la gripe estacional suelen producirse en enero".

El experto avisa de que se producirá otro pico de gripe más adelante, cuando el frío sea más intenso (las bajas temperaturas favorecen la transmisión y disminuyen las defensas en las vías respiratorias), aunque será "de menor intensidad". La vacunación, por un lado, y el hecho de que se haya contagiado tanta gente ya (también personas que no se han enterado porque no tenían síntomas), ha generado inmunidad. "Cada vez hay más población protegida", explica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 2009