La Academia retira acepciones homófobas del diccionario

Matrimonio, pederasta y homosexual cambiarán en 2010

El diccionario de la Real Academia Galega (RAG) desterrará en su próxima edición las connotaciones peyorativas sobre la homosexualidad de la definición de pederastia, actualizará las definiciones de matrimonio para adaptarse a la ley que permite la unión civil entre personas del mismo sexo y revisará los sinónimos despectivos de homosexual. Con la iniciativa, que surge del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de Galicia (Colega), la RAG pretende ser un "ejemplo de corrección lingüística pero también de corrección social", indicó el secretario de la Academia, Manuel González González.

A partir de la próxima primavera, cuando está previsto que se publique la nueva edición del diccionario, la definición de homosexual no será más sinónimo de invertido. Un pederasta dejará de ser el "hombre que mantiene relaciones sexuales con niños" y el diccionario no pedirá cotejar el significado de sodomita en esa entrada. Como ya recoge la edición del 2009 del diccionario Xerais, la pederastia es una "denominación impropia de la homosexualidad masculina".

La institución quiere ser ejemplo de "corrección lingüística y social"

Por entonces, el matrimonio ya no será la "unión de un hombre y una mujer", sino de "dos personas". El Xerais lo define también como el "sacramento que la Iglesia católica dispensa para celebrar la unión de un hombre y una mujer".

Con este cambio, el gallego "demuestra su vocación de cohesión social, de apoyo a la realidad social", afirmó el presidente de Colega Galicia, Rafael Moral, que anunció una campaña de apoyo y difusión del diccionario aprovechando que el Días das Letras Galegas -17 de mayo- coincide con el Día Internacional contra la Homofobia. La Real Academia Galega abre así un "importante camino para España y el resto de Europa", ya que la mayor parte de los diccionarios del entorno de Galicia mantiene definiciones peyorativas contra el colectivo gay. Ayer mismo, Colega pedía ante la Real Academia Española que revisase también estas entradas para que los diccionarios oficiales sean "una guía de convivencia y no un dique de contención para posturas atrasadas".

La nueva edición -que duplicará las 30.000 entradas del actual diccionario- será, en definitiva, "respetuosa" con los homosexuales, por lo que González no descartó que se modifique algún otro término más cuando se finalice una lectura más al detalle del diccionario.

"La lengua tiene que adaptarse a la nueva realidad: el matrimonio no es lo mismo ahora que hace 20 años", defendió el secretario de la RAG, quien animó a los colectivos que pudieses sentirse ofendidos por alguna definición del diccionario a que hagan sus propuestas de cambio. "La RAG procura tener una enorme preocupación por el derecho de todos los colectivos y el respeto a las ideologías y las creencias", indicó. La Academia pretende ser cuidadosa en este sentido para evitar la propagación de términos que impliquen rechazo o discriminación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción