Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Rúa afirma que su amistad con Camps sólo es "institucional"

El Poder Judicial entrevista a los aspirantes a presidir el TSJV

La Comisión de Calificación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) entrevistó ayer a los diez magistrados que aspiran a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV). La entrevista más llamativa, por su contenido, según fuentes del Consejo, fue la de Juan Luis de la Rúa, el juez que exoneró en el caso Gürtel al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y del que éste dice que es más que amigo.

De la Rúa sorprendió a los vocales. Empezó diciendo que llevaba 10 años como presidente del TSJV y que aspiraba a un nuevo mandato porque él ha sido "un luchador por la justicia" y que le gustaría terminar su carrera (le quedan cuatro años para la jubilación) como presidente. En un momento de la entrevista, se dirigió así a los cinco miembros de la comisión: "Vosotros, hijos, podéis decidir nombrarme o no (...) No me habría perdonado no presentarme, porque aún quedan muchas cosas por hacer".

Admitió que no tiene proyectos nuevos, pero que continuaría con la labor que emprendió hace diez años, cuando fue elegido por primera vez. Señaló que durante este tiempo ha logrado que se creen nuevos edificios judiciales en Valencia gracias a su permanente contacto y reuniones con las distintas autoridades de Valencia. Fue preguntado por cómo creía él que podía afectar a un nuevo mandato su presencia constante en los medios de comunicación. De la Rúa aseguró que la amistad que mantiene con Camps es sólo "institucional" y que, como mucho, "sólo ha estado dos veces en su despacho", pero que Camps nunca ha estado en su casa ni él en la suya. Según fuentes del Consejo, en todo momento se refirió al presidente valenciano como "Paco Camps o Camps".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de noviembre de 2009