30 años del Estatuto de Gernika

El mundo económico se volcó en la conmemoración

La asistencia superó todas las recepciones anuales de Ibarretxe - Mario Fernández: "El Estatuto merece celebrarse y eso es compatible con que su desarrollo es mejorable"

La muy nutrida presencia de representantes del mundo económico y empresarial resultó la nota más destacada del acto institucional de ayer, quizá en un mensaje de cuáles han de ser las prioridades que la crisis impone en estos momento. El boicoteo del PNV a la celebración institucional no impidió que la asistencia superase todas las marcas de las recepciones a la sociedad vasca que el anterior lehendakari, Juan José Ibarretxe, celebraba anualmente. En esos influyentes corrillos fue especialmente comentada la ausencia del presidente de la Kutxa, Xabier Iturbe. Sí acudieron el motor del lobby Gipuzkoa Aurrera y secretario de la patronal guipuzcoana Adegi, José Ramón Ayerza, y los máximos mandatarios de la BBK, Mario Fernández, y la Vital, Gregorio Rojo.

Xabier Iturbe, de la Kutxa, fue el único presidente de las cajas que faltó
El Athletic planta al 'lehendakari' en plena negociación de su nuevo estadio
Lazpiur, Imaz, Berroeta y Dacosta, entre los empresarios presentes

Más información

"Encantado de conmemorar el Estatuto" se declaraba Fernández. "La BBK es de todos y no he tenido la mínima duda en acudir", dijo a EL PAÍS. A su juicio, "el Estatuto sí merece celebrarse y eso es compatible con pensar que su desarrollo es manifiestamente mejorable", añadió el ex vicelehendakari del Gobierno de Carlos Garaikoetxea.

La representación empresarial estuvo encabezada por el presidente de Confebask, Miguel Lazpiur y su secretario general, José Guillermo Zubia. José Ignacio Berroeta representó a Iberdrola al encontarse el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, en EEUU. Victor Picó (Ingemat), Josu Jon Imaz (Petronor), Juan Miguel Retolaza (Cromoduro), Joseba Jaureguizar (Tecnalia), Pedro Garaigordóbil (Astilleros Pasaia), José Luís Franch (Dragados y Construcciones)l, Urtsa Errazti, (Sistemas Ferroviarios), Constan Dacosta (Eroski), Juan Carlos Asín (Forjados de Precisión) Manuel Aranburu, (Bombas Itur KSB), Ignacio Sáenz de Gorbea y Jaime Fernández (Federación Vizcaína de Empresas del Metal), Alberto García Erauskin (Euskaltel) o el ex consejero de Trabajo José Ignacio Arrieta, ahora en Estrategia Empresarial, fueron algunos de los empresarios y directivos de primera fila que asistieron.

Una ausencia tan significativa como la del presidente de la Kutxa fue la del Athletic, cuando se está debatiendo el futuro del nuevo San Mamés. El máximo representante de la Real, Jokin Aperribay, sí acudió, lo mismo que Xavier Davalillo, del Bilbao Basket.

Igualmente se pudo ver al abogado Xabier Chalbaud, compañero de despacho de Xabier Arzalluz y en la actualidad en Cuatrecasas y a Sabin Azua, quien comparte consultoría con su hermano, el ex vicelehendakari Jon Azua.

Ruper Ormaza, Cecilio Gerrikagoitia, de la Sociedad Coral de Bilbao; Juan Carlos Matellanes (ABAO); Andoni Olabarri, anterior presidente de la Fundación Sabino Arana; José María Muñoa, ex secretario de Acción Exterior y ahora en Eusko Ikaskuntza; Andrés Urrutia, presidente de Euskaltzaindia; los rectores de la UPV, Iñaki Goirizelaia, y Mondragon Unibertsitatea, Iosu Zabala, acudieron igualmente.

A ellos se sumaron José Miguel Odriozoa, presidente de la Asociación de Jubilados de Euskad, artistas como Agustín Ibarrola o personalidades del mundo del cine como Ángel Amigo, Xabier Elorriaga, María Eugenia Salaverri o Javier Rebollo.

Otros asistentes fueron varios ex consejeros en gobiernos de José Antonio Ardanza: José Ramón Recalde, Joseba Arregi, José Manuel Freire, Enrique Antolín y José Antonio Maturana. El acto contó así mismo con una representación de mandos de la Ertzaintza y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Suman apenas una parte de las más de 700 personas que abarrotaron el patio central, las salas contiguas y las escalinatas de la sede de Lehendakaritza en el primer acto de conmeroración del Estatuto que ha visto. A todos los recibió el aire festivo del popular repertorio que interpretaba la banda de la Ertzaintza, formada en la entrada y el colorido con que se alegró el recinto. Sendas imágenes de los ex lehendakaris Ardanza e Ibarretxe flanqueaban la puerta principal.

Un café para cien en Ajuria Enea

Muchos de los cien ciudadanos sin relevancia pública invitados por sorteo al acto de ayer coincidían en una decepción: no pudieron conocer Ajuria Enea, porque la lluvia vetó sus jardines. El lehendakari López, quien se acercó a saludar y se fotografió con varios de ellos, perdidos entre los invitados más conocidos, les invitará a tomar café allí para compensarles. Los suyos no fueron los únicos rostros poco conocidos en el patio de la sede de Lehendakaritza, pese a haber usado los servicios de protocolo el mismo listado de siempre para cursar las invitaciones.

Faltaron algunos habituales, pero también quedó patente que otros que en el pasado declinaban la invitación ayer la aceptaron. La magistrada del Tribunal Superior Garbiñe Biurrun, quien ha acudido antes y ahora, lamentaba ese hecho: "Ha sido un acto importante, y el lehendakari ha hecho un discurso interesante, abierto al avance y al pacto".

"Refleja el punto de inflexión en la historia del país", opinó César Sanjuán, del Instituto Vasco de Criminologia. "Un acto adecuado, emotivo, con unos premios merecidos", apuntaba Teresa del Valle, vicepresidenta de Eusko Ikaskuntza. "Lamentable que un partido tan importante como el PNV no esté aquí", resaltaba Agustín Mora, de la Agrupación de Colegios de Aparejadores. "Sobrio, medido, cómodo. Más allá de cómo se piense que deba evolucionar el Estatuto debemos celebrar tenerlo", era la opinión del actor Xabier Elorriaga. "Por fin un estilo nuevo y un nuevo contenido. Me siento reconfortado" decía el pintor Agustín Ibarrola.

Para José Miguel Odriozola, ex director de Función Pública, militante del PNV y presidente, en sus propias palabras, "del colectivo más numeroso que hay hoy aquí, los 130.000 jubilados de Euskadi", resultó "correcto, bonito". El único fallo: "Ha faltado la unión", se lamentaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50