Socialistas y nacionalistas se manifestarán juntos por primera vez a favor del gallego

Diputados socialistas coordinan con A Mesa su presencia en la marcha del día 18

El secretario general de los socialistas gallegos desveló ayer la posición su partido respecto a la manifestación en defensa del gallego convocada el 18 de octubre. "Aunque hay dos lenguas oficiales, la lengua propia, la del país, es el gallego", argumentó Manuel Vázquez en declaraciones a la Cadena Ser el jueves, "¿cómo no la vamos a defender? El castellano nunca va a tener problemas". El PSdeG, así, confirmó por primera vez su asistencia a una marcha en defensa del gallego promovida por la galaxia nacionalista.

Detrás de la protesta del 18 de octubre se encuentra la plataforma Queremos galego, nucleada por A Mesa pola Normalización Lingüística y apoyada en sus inicios por BNG, CIG o Sindicato Labrego. Pese a las reticencias de ciertos sectores del Partido Socialista, y su negativa a participar en los encuentros constituyentes de la plataforma, Manuel Vázquez y la Executiva de la organización resolvieron sumarse a la convocatoria. Los diputados socialistas Guillermo Meijón y Francisco Cerviño se reunieron ayer con Fran Rei, representante de Queremos Galego y vicepresidente de A Mesa para coordinar la presencia del PSdeG en la protesta del domingo 18.

'Galego. Patrimonio da Humanidade' se presentará el 14 de noviembre
Más información
"SI UNA LENGUA HA EXPRESADO LA LIBERTAD EN GALICIA, ÉSA ES EL GALLEGO"

Precisamente Cerviño, junto su compañero de filas en O Hórreo Xaquín Fernández Leiceaga y la ex conselleira de Educación Laura Sánchez Piñón, respaldaron ayer públicamente la iniciativa ciudadana Galego, Patrimonio da Humanidade, que anunció "un acto por el gallego, el 14 de noviembre en el Principal de Santiago". "Queremos que se visualice la diversidad política, social, existente en la defensa del gallego", expuso el ensayista Antón Baamonde, impulsor, con el editor Manuel Bragado y el sociolingüista Henrique Monteagudo, del movimiento.

"El gallego se defiende mejor desde la pluralidad que desde el monolitismo", afirmó Monteagudo, quien definió Galego, Patrimonio da Humanidade como "un espacio argumentativo sin afán exclusivista". Los objetivos explícitos de generar "un discurso diferente sobre el gallego" y de involucrar a la izquierda parlamentaria no nacionalista en las dinámicas favorables a la lengua dominaron las intervenciones. Incluso se habló, aunque sin concretar nombres, de "las tensiones existentes en el Gobierno y en el PP debidas a la política lingüistica de Feijóo contra el gallego". "Es importante romper la identificación entre nacionalismo y defensa de la lengua", ahondó Baamonde, "y mostrar que la igualdad jurídica de gallego y castellano es un objetivo compartido por mucha gente".

Fue Manuel Bragado el encargado de agradecer la firma "a las cinco mil personas que refrendan el manifiesto" y de situarse ante la manifestación del 18 de octubre: "Merece toda nuestra consideración y el mayor de los éxitos y repercusión", dijo. "También queremos expresar nuestro apoyo solidario y la gratitud hacia las demás plataformas", añadió para despejar suspicacias.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS