Reportaje:Primeros Juegos suramericanos

Madrid y la humanización del deporte

La candidatura española vertebró su presentación sobre el titular 'Los Juegos de las Personas' - Samaranch recurrió al guiño del último deseo, y el Rey, al de sus nietos

Los Juegos de las Personas. Sobre este titular vertebró Madrid su presentación ante la asamblea del COI. Fue una puesta en escena con episodios emotivos y contundencia política para propagar la multiculturalidad de una ciudad que sueña con organizar el evento bajo el manto de una nación que respalda sin fisuras el proyecto de un país repleto de éxitos deportivos. Cada ponente estuvo en su papel, meticulosamente medido: desde el guiño de alguien que a sus 89 años pide un último deseo (Samaranch padre) hasta el de un Monarca que apela más a su linaje olímpico que al dinástico (el Rey). "Votar a Madrid es votar el éxito de los Juegos", dijo don Juan Carlos, que presumió de nietos, "algunos ya apuntados como voluntarios de Madrid 2016". Al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le correspondió no desviarse de su papel de político. Así, anunció en tono firme y sobrio que durante la presidencia española de la Unión Europea promoverá un plan de apoyo al deporte para los jóvenes con mayores necesidades y convocará un foro internacional, al que invitó a todo el olimpismo. Cerró su intervención de forma más poética: "Éstos son los Juegos con los que soñamos con los ojos bien abiertos y las manos extendidas al mundo".

Alberto de Mónaco, no se interesó esta vez por el terrorismo, sino por la Villa

Más información

Con los Reyes al frente, la comitiva española entró al Bella Center poco antes de las 14.45. Les esperaban 103 jueces que volvían de almorzar tras haber amanecido en la sala a las 8.30. En primera línea del estrado, de izquierda a derecha: Mercedes Coghen, consejera delegada de la candidatura; Juan Antonio Samaranch, Alberto Ruiz-Gallardón, el Rey, Zapatero, Esperanza Aguirre, Alejandro Blanco, presidente del COE, y la nadadora paralítica Teresa Perales. En la retaguardia, Juan Antonio Samaranch hijo, Pilar de Borbón, Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, Raúl y Mónica Figar Coghen, hija de la consejera. De las presentaciones de cada uno se encargó el hijo del ex presidente del COI y único español que forma parte de su asamblea.

El primer turno fue para el moisés del Madrid olímpico, Ruiz-Gallardón, con un apoyo popular del 86%, según el COI, y que enfatizó un mensaje propio de Coubertain: "El único fracaso es rendirse". El alcalde dio paso al primer vídeo, una competición entre extranjeros por resolver qué nacionalidad es más madrileña. Fue la primera prueba de la diversidad de Madrid. Como él, Coghen aludió a "los Juegos de las personas" antes de, bajo el lema We believe (Creemos), introducir las imágenes de las infraestructuras: desde la Caja Mágica con Nadal hasta el Bernabéu con Cristiano Ronaldo de blanco. No faltaron secuencias de la reciente festividad en La Cibeles de los baloncestistas que ganaron el oro europeo y del oro mundial de Marta Domínguez en la final de los 3.000 metros obstáculos.

Esperanza Aguirre se esforzó en demostrar la unanimidad política en torno a la candidatura y en subrayar que Madrid "tiene todos los ingredientes para los deportistas". Tras ella y Zapatero, llegó uno de los momentos más impactantes. Un vídeo mostró un misterioso sobre que, de mano en mano, viajaba de Madrid a Copenhague. De pie, ante el micrófono y visiblemente emocionado, lo abrió Ruiz-Gallardón: era una carta de los madrileños expresando su deseo por los Juegos.

Fue Alejandro Blanco quien, tras acentuar que los Juegos de Madrid "han sido creados por y para los deportistas", dio paso a Raúl y Teresa Perales, a quienes acompañó Mónica Figar Coghen, de 12 años. Los tres remarcaron cómo el deporte contribuye "a la igualdad", cómo "es incompatible con cualquier discriminación". Un tercer vídeo, con éxitos del deporte español, sirvió de preámbulo a las alocuciones finales, las de Samaranch y el Rey, ambos despedidos con aplausos, mientras se iniciaba la proyección del último corto, el legado que dejarían los Juegos, un punto que siempre inquieta al COI. La delegación optó de nuevo por el factor humano y estrellas como Contador, Raúl, Torres, Nadal, Gemma Mengual y Gasol expresaron un sentimiento futurista en 2017.

Llegó entonces el turno de preguntas y Zapatero recordó que el pasado 20 de septiembre un decreto garantizó la disponibilidad de los deportistas para los controles antidopaje por sorpresa y exhibió un documento de la Agencia Mundial que avala la norma. Alberto de Mónaco tampoco dejó pasar por alto esta vez la oportunidad de lanzar una pregunta. Ayer, eso sí, no le inquietó el terrorismo, sino el futuro de la Villa Olímpica: "Serán viviendas sociales para jóvenes y el 15% para deportistas y sus familias". Un broche eficaz para una presentación que se esmeró en su vocación por "humanizar" el deporte a través de una ciudad abierta al mundo que por tercera vez llamaba a las puertas del COI.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha "dado las gracias" a Esperanza Aguirre por su "extraordinaria generosidad"."Todo el mundo tiene ese imaginario colectivo de que tú y yo estamos permanentemente en disputa", decía Gallardón en la rueda de prensa tras conocer que Madrid se quedaba fuera del sueño olímpico.

VIDEOGALERIA: Los mejores vídeos de la cita olímpicaAGENCIA ATLAS

DON JUAN CARLOS "El proyecto es emocionante y Madrid el mejor lugar para vivir"

"Mi familia también ha sido olímpica. Hemos participado en varios Juegos. Una hija mía, la infanta Elena, es la presidenta de honor del Comité Paralímpico Español. Siempre hemos apoyado el olimpismo. Es una tradición que va a continuar. Algunos de mis nietos ya se han presentado como voluntarios para Madrid 2016. Creo que el deporte contribuye a la igualdad entre las personas y la amistad entre los pueblos. Estoy orgulloso de formar parte de un maravilloso equipo.

Creedme, votar a Madrid es votar por el total éxito de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Es un proyecto excitante apoyado por el país, la ciudad de Madrid, el Gobierno regional, el de España y el Parlamento. Estoy convencido de que Madrid es el mejor lugar para vivir del mundo. Y no tengo ninguna duda de que en Madrid, en el año 2017, los Juegos Olímpicos habrán cambiado la vida de todas las personas".

ZAPATERO "El deporte es nuestra seña de identidad colectiva más sentida"

"La candidatura de Madrid es la candidatura de toda España, de todos los españoles. Es también la candidatura de un país europeo, de un país que se siente profundamente europeo, al tiempo que mediterráneo y latinoamericano. De un país que cree que los Juegos encarnan el respeto a la diversidad, la integración armoniosa de las naciones y de las culturas a través del gran valor universal del deporte.

Madrid presenta, ante todo, una candidatura segura y unida. Segura, porque su preparación es el resultado de muchos años de trabajo, porque el 77% de las sedes deportivas necesarias ya están listas, porque Madrid cuenta con grandes infraestructuras. Una candidatura segura, porque España tiene acreditado que puede organizar con brillantez grandes eventos deportivos y culturales. Los españoles consideramos al deporte y a nuestros deportistas una de las más sentidas señas de identidad colectiva. Madrid quiere ofrecer al mundo con sus Juegos una visión cosmopolita y universal".

SAMARANCH "Una gran infraestructura, pero lo principal es el toque humano"

"Queridos colegas, he comenzado el final de mi tiempo. Tengo 89 años. Por eso os pido que consideréis premiar a mi país con el honor de albergar los Juegos Olímpicos en Madrid. La certeza que ofrece Madrid 2016 está basada en un gran proyecto técnico y de infraestructura, aunque su principal valor es el toque humano. Hemos comunicado este mensaje durante tres años. Los Juegos con el toque humano significan situar a las personas por delante de las infraestructuras para cumplir los valores del Movimiento Olímpico. El rey Juan Carlos es el símbolo de los valores olímpicos y ha contagiado su entusiasmo a su familia. Su Majestad comprende perfectamente el Movimiento Olímpico porque hizo el juramento olímpico en los Juegos de Múnich 1972. España es un país apasionado por el deporte, que está presente en la vida diaria de los ciudadanos gracias a los excelentes resultados de sus deportistas masculinos y femeninos durante estos últimos años".

GALLARDÓN "Tenemos un 86% de apoyo ciudadano, 180 nacionalidades que conviven felices"

"Es la tercera vez, la segunda consecutiva, que Madrid se presenta como ciudad candidata. No haberlo conseguido en anteriores ocasiones no supone un fracaso. En el deporte el único fracaso es rendirse. Tengo la certeza dentro del corazón de que siempre se puede aprender del pasado si se cuenta con la determinación y el compromiso para triunfar. Y nosotros tenemos ese compromiso. Sabemos que para organizar unos Juegos en 2016 que continúen elevando los valores del olimpismo necesitamos, y de hecho tenemos garantizado, el compromiso de toda la ciudad y el apoyo de todo el país. Estamos orgullosos de que los resultados del sondeo del COI demuestren los altos niveles de apoyo de nuestra candidatura: el 86% de los ciudadanos. Creemos ofrecer un proyecto excelente, basado en los principios de la Carta Olímpica y apoyado en las personas, en nuestras familias, nuestra gente, que provienen de 180 nacionalidades diferentes. Una cultura diversa que convive feliz en Madrid.

RAÚL, PERALES Y FIGAR "El espíritu olímpico es incompatible con cualquier discriminación"

"El deporte nos hace iguales [le dice Raúl a Mónica Perales] El deporte y el espíritu olímpico son incompatibles con cualquier tipo de discriminación de raza, religión, edad o sexo. Ser deportista es un inmenso privilegio, pero también es, para mí, una enorme responsabilidad: demostrar la importancia que damos al esfuerzo, el compañerismo, la solidaridad y el respeto por el juego limpio. Desde que me comprometí con la candidatura de Madrid, cuando termino un partido no sólo me pregunto cómo he jugado, sino también qué ejemplo he dado, especialmente a la gente joven. Tanto dentro del estadio como fuera. Ésos son los valores por los que trabajamos en Madrid 2016".

Perales: "Los deportistas tenemos una responsabilidad: ayudar al cambio en la vida de la gente, al margen de su capacidad o invalidez".

Figar: "Mis padres me han transmitido los valores olímpicos. Yo sueño con participar en los Juegos y si fueran en Madrid sería un doble sueño".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50