Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

La vacuna contra el H1N1 no llegará hasta diciembre

El fármaco debe probarse antes con los grupos de riesgo, aún por definir

La vacuna contra la nueva gripe no estará disponible en la Unión Europea hasta diciembre. La inmunización, que se preveía que iba a llegar a Europa en octubre, deberá pasar aún por los ensayos clínicos para todos los grupos de riesgo y obtener así los permisos de las autoridades. La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, se lo comunicó ayer a los ministros de Sanidad de la UE reunidos en Suecia. Las previsiones de la OMS y la Agencia Europea del Medicamento implican que la vacuna no llegará para el comienzo del frío y de la temporada de gripe, en octubre.

Los laboratorios Novartis, Sanofi-Pasteur y GlaxoSmithKline han asegurado que están preparados para producir las inmunizaciones. Sin embargo, todavía hay que probarlas con los grupos de riesgo, que ni siquiera están definidos. El retraso en la llegada de la vacuna no es una buena noticia para los expertos. Sin embargo, Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Salud Pública y Medicina Preventiva en la Universidad Autónoma de Madrid, sostiene que aún no puede preverse qué consecuencias tendrá. "No sabemos si el virus cambiará su virulencia. Si se mantiene como lo ha hecho hasta ahora en Suramérica, puede que no sea particularmente grave", asegura.

Juan Martínez Hernández, especialista en Medicina Preventiva y miembro de la Comisión de Salud Pública de la Organización Médica Colegial, no está sorprendido por la noticia. "Era un exceso de optimismo pensar que la vacuna iba a estar en octubre. Los ensayos llevan su tiempo", sostiene. El virus H1N1 llegará antes que la vacuna a Europa, dice, pero los grupos de riesgo tendrán que ponérsela. "Esta gripe no desaparecerá este año. Permanecerá como el virus dominante durante mucho tiempo", asegura. Martínez Hernández explica, además, que cuando llegue el invierno las trabas a recetar antivirales que ahora tienen los médicos deben desaparecer para agilizar el proceso y combatir la enfermedad.

La comisaria de Sanidad de la UE, Androulla Vassiliou, explicó ayer que la pandemia de nueva gripe "no se puede detener", informa Efe. Por eso muchos países de la UE manifestaron su intención de acordar patrones de vacunación comunes. Entre ellos España. La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, declaró ayer que la UE debería tener una estrategia común contra la enfermedad basada en criterios científicos.

Ahora lo más importante es definir los grupos que deben inmunizarse. Ayer se apuntaron criterios comunes de algunas poblaciones ya identificadas: menores de dos años, personas con alguna patología y embarazadas. El porqué los jóvenes son los más afectados por el virus aún sigue siendo una incógnita. Los ministros de Sanidad de los Veintisiete se reunirán en octubre para acordar los parámetros comunes para la vacunación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de julio de 2009