Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación no aclara cómo usará la encuesta sobre el idioma

"Es el primer paso en la derogación del decreto", asegura el conselleiro

Ni siquiera más de dos docenas de preguntas de periodistas consiguieron que el conselleiro de Educación aclarase cuál va a ser el uso que hará su departamento de la Consulta a las familias sobre la utilización de las lenguas en la enseñanza no universitaria presentada ayer. Jesús Vázquez se limitó a dar a conocer las preguntas que, durante la semana que viene, llegarán a los casi 1.500 centros públicos de educación en Galicia. "Iniciamos el proceso que concluirá con la derogación del Decreto do Ensino en Galego", anunció, acompañado del responsable de Política Lingüística Anxo Lorenzo.

Y a pesar de que el presidente Núñez Feijóo había explicado, hace diez días en Cataluña, que la encuesta a los padres iba a ser "vinculante", su encargado de Educación en la Xunta rebajó ayer ese vínculo a "primer paso en la busca del consenso de las lenguas en la enseñanza". "La opinión de los padres será decisiva", adujo, resitiéndose a entrar en los detalles de cómo va a ser "decisiva". La consulta, que se realiza en cuatro variantes -para Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional- y que contiene otras tantas preguntas, interroga a las familias sobre la lengua de aprendizaje de lectoescritura, las preferencias idiomáticas en las asignaturas troncales (Matemáticas, Coñecemento do medio y Educación para a Cidadanía) o la introducción del inglés.

"La opinión de los padres será decisiva". No se sabe de qué manera lo será

La razón aducida para la consulta es "el compromiso electoral" del PP

Responder a la encuesta que, según aseguró Vázquez, se repartirá a los 330.000 alumnos del sistema público de enseñanza, no será obligatorio. Pero la consellería no ha previsto un escenario de baja participación de los padres. "Pondremos todo el empeño en que todo el mundo conteste", se defendió, antes de invocar la previsible elevada abstención en las elecciones al Parlamento de Europa: "En los comicios del domingo va a participar el 45% de los ciudadanos y no por eso dejan de ser legítimas; la opinión de los padres es siempre respetable y se tendrá en cuenta".

Educación seguirá la Consulta a las familias, "de fiabilidad garantizada", a partir de la lista de los alumnos que las contesten en sobre "de autocierre". Los equipos directivos de los centros se encargarán de un proceso que, supervisado por Inspección, acabará el 19 de junio. Aunque Jesús Vázquez habló de "toda una serie de medidas de seguridad", no concretó en qué consistirán, de la misma manera que tampoco estableció la fecha en que la Xunta dará a conocer los datos recogidos. Se negó en rendondo a valorar hipótesis sobre posibles resultados, como qué pasaría si los padres participantes expresan su deseo de reducir gallego e inglés a una asignatura en la enseñanza obligatoria.

El conselleiro de Educación apeló sobre todo "al compromiso electoral" del Partido Popular para justificar un mecanismo de consulta que no se utilizará en ningún otro caso: "El compromiso era preguntarle a los padres sobre la lengua". Las promesas de la derecha previas al 1-M también incluían la derogación del actual decreto "en menos de 100 días". Feijóo ha ampliado ese plazo hasta el curso 2010-2011 y mientras tanto, es decir, el curso que viene, funcionará la normativa del bipartito que establece un mínimo del 50% de materias a impartir en gallego. "Es la legislación vigente y por lo tanto hay que cumplirlo", declaraba el secretario general de Política Lingüística, Anxo Lorenzo hace unas semanas.

Ayer, Vázquez y Lorenzo repitieron que "no existe ningún borrador ni boceto del decreto, porque esta consulta es el primer paso para la elaboración del nuevo por consenso". Sin embargo, otras fuentes próximas al Gobierno afirman que Educación estudia un reparto al 50% entre gallego y castellano de las asignaturas troncales. Vázquez siguió sin cerrar definitivamente la puerta a la separación de alumnos en función del idioma: "Será una cuestión del decreto".

Los socialistas no tardaron ni seis horas en salir al paso de la última decisión de la Xunta sobre el gallego. "El conselleiro hace continuas llamadas al consenso, pero no cuenta con ninguna otra fuerza política", criticó el diputado Guillermo Meijón. "Sólo sabe contradecirse", dijo, "y la encuesta no deja de ser una fiel demostración de la improvisación de la consellería en Política Lingüística". El sindicato nacionalista CIG emitió un duro comunicado en el que califica de "perversa y tendenciosa" la consulta. "La pretensión de Educación es buscar justificaciones para aplicar las medidas regresivas programadas de antemano contra nuestro idioma", concluye.

La Consulta a las familias sobre la lengua

- En Infantil: ¿Cuál es la lengua inicial de su hijo?; ¿cuál es la lengua habitual en la que habla su hijo con usted?; ¿en qué lengua preferiría que su hijo aprendiese a leer y a escribir?; ¿está de acuerdo con que se impartan contenidos en inglés? [Esta última cuestión aparece en la encuesta para todos los tramos del sistema educativo]

- En Primaria: ¿En qué lengua preferiría que su hijo cursase las materias troncales?; ¿en qué lengua preferiría que estuviesen escritos los libros de texto?; ¿en qué lengua preferiría que su hijo realizase las pruebas orales y escritas?

- En Secundaria: Las mismas preguntas que para los alumnos de primaria.

- En Foramción Profesional: ¿En qué lengua preferiría que su hijo cursase las materias de cada curso?; ¿en qué lengua preferiría que estuviesen escritos los libros de texto y otros materiales didácticos?; ¿en qué lengua preferiría que su hijo realizase las pruebas orales y escritas?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 2009

Más información