ELECCIONES EUROPEAS | Campaña electoral

La caída del paro también enfrenta al PSOE y al PP

El Gobierno vaticina el principio del fin de la crisis mientras que los dirigentes populares auguran cinco millones de desempleados

Mariano Rajoy lo tuvo muy claro en el debate del estado de la nación. "Cuatro millones de parados, ése es el estado de la nación", le espetó a José Luis Rodríguez Zapatero. El paro es el eje de la estrategia del PP, centrada en criticar la política económica del PSOE, que tiene en los parados su fracaso más visible. Por eso ayer, cuando a sólo tres días del final de la campaña se dieron a conocer los primeros datos positivos de paro en más de un año -casi 25.000 desempleados menos en mayo-, los populares salieron en tromba sin apenas disimular el descoloque que les había producido. Y Rajoy ni citó el dato en su mitin de Valencia.

Cristóbal Montoro, responsable de Economía del PP, aseguró que su partido no ve, "de ninguna manera", un cambio de tendencia en la evolución del desempleo, porque cree que la bajada del número de parados de mayo es "estacional" y cuando pasen los meses de verano continuará el aumento del desempleo. Es más, auguró de nuevo que se llegará a los cinco millones. El candidato a las europeas, Jaime Mayor, fue incluso más lejos e insinuó que el PSOE mentía en la interpretación de los datos. Para el secretario de Comunicación del PP de Madrid, Juan José Güemes, "los brotes verdes" anunciados por la vicepresidenta, Elena Salgado, "deben de ser de marihuana y les han hecho efecto". La Comunidad de Madrid es una de las pocas donde el paro subió en mayo.

Güemes: "Los brotes verdes deben de ser de marihuana y les han hecho efecto"

Más información

Un poco más contenida, pero en la misma línea decidida ayer por el comité de estrategia del PP para responder a los datos y enviada como argumentarlo a los dirigentes más relevantes, Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, aseguró en Sevilla que su partido "no se va contentar" por el "pequeño respiro". Mariano Rajoy ni siquiera hizo mención del dato en su mitin de Valencia. El único que claramente expresó su alegría fue el veterano Javier Arenas, líder del PP andaluz y hombre fuerte de la cúpula de Rajoy. Desde Córdoba dijo que se alegraba de los buenos datos en Andalucía. Mientras, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió al PSOE "que no caiga en la autocomplacencia".

Los estrategas del PSOE se consideraron satisfechos por la reacción del PP. "Habían alargado los dedos para tocar los cinco millones de parados y, a lo mejor, y por fortuna para todos los españoles, eso quizá no ocurra, de ahí su airada reacción". Ésta fue la conclusión que Enrique Guerrero, miembro del comité de campaña del PSOE y candidato a eurodiputado en la lista de su partido, explicó a sus compañeros del comité, que dirige Leire Pajín.

Los socialistas han defendido durante la campaña que los populares "utilizan a los parados" como arma arrojadiza electoral. "Todos ayudan, sindicatos, empresarios, ayuntamientos, autonomías, menos el PP", señalan. Ésta fue la línea del cabeza de lista del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, en sus dos debates con Jaime Mayor Oreja.

La caída del paro en mayo desató una euforia contenida a la que intentaron añadir prudencia en todas las declaraciones, salvo en las del ministro de Industria, Miguel Sebastián, que aventuró "un cambio de tendencia" y hasta el principio del fin de la crisis. Tanto Pajín como el portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, se limitaron a constatar que "las medidas del Gobierno empiezan a dar sus frutos". "La situación es muy difícil pero este dato nos permite tener confianza en el futuro", señaló Alonso. Y ésta fue la actitud del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que anoche, en Badajoz, mantuvo su línea de llamar a la esperanza. "Seguimos en crisis pero estamos creando empleo y debe continuar, con más medidas y con la ayuda de todos; es la hora de arrimar el hombro, de la esperanza y no del desánimo". De fondo, el reproche al PP.

Durante un mítin en Badajoz, el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, lamentó que el PP "no sólo no ayuda, sino que ni siquiera se alegran cuando sale un dato positivo del paro".VNEWS

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de junio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50