Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castedo corrige a Alperi y quita a Franco los títulos honoríficos

En apenas ocho meses al frente de la alcaldía de Alicante, Sonia Castedo, del PP, ha dejado patente su decidida voluntad de liberarse del manto protector de su mentor, el ex regidor Luis Díaz Alperi, y, en paralelo, labrarse ante la opinión pública su sello propio. El gesto más llamativo en esa dirección, por el componente sociopolítico que encierra, se produjo en el pleno de ayer. La joven alcaldesa corrigió la opinión del Grupo Popular de hace un año y medio y respaldó la moción del Grupo Socialista para que la corporación retire los títulos honoríficos (hijo predilecto y medalla de oro de la ciudad) concedidos al dictador Franco en 1940. Alicante pasa así a ser la primera de las tres capitales de provincia de la Comunidad Valenciana en retirar los honores al dictador.

Con un lacónico "la moción queda aceptada", Castedo zanjó la oposición de Alperi. En el pleno de febrero de 2008, el ex alcalde rechazó la moción alegando que "era un asunto que no interesa a los ciudadanos" e instó al PSPV a que reuniera 25.000 firmas.

La moción de Grupo Socialista se hace eco de la reivindicación de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante. El colectivo se constituyó con el fin de honrar la memoria de los centenares de republicanos represaliados por el franquismo en el puerto de Alicante al término de la Guerra Civil. Tras el pleno, Castedo hizo alusión a este colectivo a la hora de justificar el cambio de opinión. "En los últimos meses estamos negociando con la Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica", dijo. "¿Pero por qué no dejamos de mirar al pasado y miramos al futuro. Todos, y en todo?", remachó.

Además de retirar los títulos a Franco, la comisión cívica demanda la construcción de sendos memoriales en el campo de los Almendros y en el Mercado Central y la instalación de una escultura de Eusebio Sempere en el recinto portuario. Castedo asume, a falta de un acuerdo definitivo sobre las características de los monumentos, las demandas.

El sí del PP a quitar los títulos a Franco fue saludado con un aplauso desde los escaños del Grupo Socialista. No obstante, el portavoz del PSPV, Roque Moreno, criticó tras la sesión a la alcaldesa por eludir el debate sobre su cambio de criterio. "Hace un año y dos meses, Castedo y el resto de concejales del PP votaron no; y ahora, dicen sí sin argumentar. Parece que sigue la máxima marxista, de estos son mis principios, pero si no os gustan tengo otros", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de mayo de 2009