Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una avalancha causa la muerte de dos porteadoras en Ceuta

Rabat no ha contestado a una oferta para ampliar el paso

Porteadores y comerciantes ceutíes estaban ayer consternados por la muerte de dos mujeres marroquíes a causa de una avalancha humana, pero nadie se sorprendía. Es "una tragedia anunciada", repetía Andrés Carrera, secretario local del Sindicato Unificado de Policía.

Una "aglomeración de 200 personas" cargadas de bultos y con prisas para regresar a Marruecos a través del paso fronterizo de Biutz hizo caer al suelo a dos porteadoras, de 53 y 32 años, que murieron aplastadas, según la Delegación del Gobierno en Ceuta.

La avalancha humana causó también 24 heridos, entre ellos cuatro policías nacionales. Dieciséis heridos fueron atendidos en el mismo paso por los sanitarios del 061, mientras que ocho mujeres fueron trasladadas al hospital Civil. Al caer la noche, sólo una, con fracturas costales, permanecía ingresada.

MÁS INFORMACIÓN

El paso del Biutz fue abierto hace cuatro años, tras alcanzar España en 2002 un acuerdo con Rabat, para aliviar la presión sobre el Tarajal, la frontera oficial. Aun así, es escenario de frecuentes incidentes. Dos porteadores resultaron heridos el miércoles pasado por culpa también de los empujones y atropellos que allí se producen.

El Biutz es el lugar por el que entre 10.000 y 15.000 porteadores, en su mayoría mujeres, introducen a diario de contrabando las mercancías compradas en los polígonos ceutíes. Su valor representa unos 500 millones de euros al año, según fuentes oficiales de la ciudad autónoma, aunque los marroquíes elevan esa cantidad a 700.

El objetivo de los contrabandistas es lograr entrar y salir de Ceuta el mayor número de veces -por cada traslado de bultos pueden ganar entre 0,9 y 4,5 euros- hasta que cierra el paso, a la una de la tarde. De ahí que tengan prisas por cruzar, hasta el punto de provocar avalanchas. La situación es idéntica en Melilla, donde en noviembre pasado falleció también una mujer.

Mariano Rajoy, el presidente del PP, que ayer visitó Melilla, instó a los Gobiernos de España y Marruecos a "tomar medidas para que no ocurran más hechos" como éstos.

José Fernández Chacón, el delegado del Gobierno en Ceuta, le respondió indirectamente en rueda de prensa. Recordó que en enero alcanzó un acuerdo con el Gobierno ceutí para ampliar en 15 metros el paso de Biutz y que la propuesta fue trasladada entonces a Marruecos. "El país vecino (...) está estudiándola para darle su beneplácito", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 2009