Indemnizado por primera vez un homosexual represaliado por Franco

"El Estado acaba de reconocer la represión de una minoría. Siento una satisfacción enorme por ver que se repara una injusticia", explicó ayer, muy emocionado, Antonio Ruiz, el primer homosexual al que el Gobierno indemniza, con 4.000 euros, por la represión sufrida en la dictadura de Franco. "Hemos luchado mucho por dar a conocer nuestra represión, que siempre ha sido tabú, y lo hemos logrado. Ese reconocimiento ya está aquí, lo tengo en mi mano, por escrito".

A Ruiz, presidente de la Asociación de Ex Presos Sociales, lo denunció una vecina monja en 1976. Tenía 17 años. Fue enviado a prisión por la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, previamente llamada Ley de Vagos y Maleantes. Los homosexuales eran peligrosos y había que rehabilitarlos en la cárcel. Pasó tres meses en el penal de Badajoz, una de las prisiones preparadas para curar a los gays. "Era la época del electrochoque y las terapias aversivas, que consistían en secuenciar imágenes con hombres y mujeres propinando descargas eléctricas al homosexual cuando aparecían hombres". Después de la cárcel, el destierro. De uno a dos años.

Más información

La asociación de Ex Presos Sociales pelea desde 2004 por el reconocimiento de ese calvario. Su presidente recibió ayer la indemnización de 4.000 euros pero hay otras 185 solicitudes en marcha de otros tantos homosexuales represaliados por el franquismo. Para ellos, ayer fue un día histórico: "Es la primera vez que un Gobierno indemniza a los gays de la dictadura. Es un gran triunfo", concluyó Ruiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de mayo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50