Las solicitudes de renta mínima de inserción se han triplicado

Las ONG piden que se marque la casilla social del IRPF

Las solicitudes para obtener una renta mínima de inserción se triplicaron en el primer trimestre de 2009 respecto al mismo periodo de 2008. Según el Departamento de Acción Social, entre enero y marzo de este año 3.650 personas solicitaron esta ayuda, destinada a aquellos que ya han agotado su subsidio de desempleo y no tienen ingreso alguno. Y la cifra no paró de crecer: En enero hubo 862 solicitudes, mientras que en marzo se alcanzaron las 1.596. Sólo este mes ya superó el número total del primer trimestre de 2008: Entonces hubo 1.244 solicitantes. A finales de marzo pasado, 16.104 personas recibían esta ayuda.

La mayoría de los solicitantes, el 67%, son mujeres. Y abundan las personas solas: El 40% de las personas que quieren acceder a esta renta no tienen familiares a su cargo, mientras que el 26% mantienen familias monoparentales. Estos solicitantes son la punta de un iceberg que parece ser inmenso: En 50.000 familias catalanas, los dos progenitores han dejado de recibir el subsidio de paro, según aseguró ayer la consejera de Acción Social, Carme Capdevila.

El Ejecutivo pide que Cataluña reciba más fondos del 0,7% social de la renta

Capdevila explicó también que, ante este panorama, el Gobierno estudia cómo facilitar el acceso a la renta mínima. Básicamente, el Ejecutivo estudia acortar el tiempo que ha de transcurrir desde que una persona deja de recibir otras prestaciones hasta que puede pedir esta ayuda. Pero Capdevila recordó que la viabilidad de estas mejoras está ligada a la nueva financiación, que sigue sin llegar.

No sólo el Gobierno se plantea cómo ayudar a las personas en esta situación. También lo hacen muchas ONG con fines sociales. La organización que las agrupa, la Mesa del Tercer Sector, lanzó ayer con la colaboración del departamento de Capdevila una campaña que anima a los ciudadanos a marcar en su declaración de renta la casilla para destinar el 0,7% de su IRPF a estas entidades.

"Ahora más que nunca", proclamó el presidente de la Mesa, Carles Barba, citando el lema de la campaña, "Cataluña necesita estos recursos". Barba explicó que el año pasado, 506 proyectos de 341 entidades catalanas recibieron 17 millones de euros procedentes de los impuestos que los ciudadanos habían decidido destinar a estas causas marcando la casilla. El 57% de los contribuyentes catalanes lo habían hecho -en el conjunto español fueron el 45%-, y aportaron 68 de los 245 millones recaudados en toda España.

En ese desequilibrio entre lo que Cataluña aporta y recibe se basó Barba para reclamar que las entidades catalanas reciban este año alrededor de 40 o 50 millones. Barba y Capdevila aprovecharon el arranque de la campaña de la renta para recordar una reclamación que comparten el Ejecutivo y la entidad con los partidos y sindicatos catalanes: Que sea la Generalitat, y no el Gobierno central, la que gestione los recursos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de mayo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50