Mas suspende a los militantes implicados en el 'caso Vacarisses'

La ejecutiva de Convergència Democràtica (CDC) suspendió ayer de militancia a los dos implicados en el caso Vacarisses -de intento de venta del acta del concejal de CiU- y al número dos de la candidatura electoral que hubiera entrado en el Ayuntamiento en caso de materializarse la operación. La suspensión supone una medida cautelar hasta que se resuelva el expediente informativo que el partido ha abierto para esclarecer los hechos y previa al informe disciplinario que la dirección convergente abrirá a los tres involucrados en la trama. Este expediente, aseguró ayer Felip Puig, secretario general adjunto de CDC, derivará con toda seguridad en la expulsión de los tres militantes.

Sin embargo, dos de ellos ya no militan en Convergència pues se han dado de baja en los últimos días. Martí Cos, que denunció el caso ante los dirigentes de su formación sin obtener respuesta alguna, devolvió el carné la pasada semana. Y ayer mismo lo hizo su hijo, Jordi Cos, que ocupó el segundo puesto de la lista en las últimas elecciones municipales en la población de Vacarisses (Vallès Occidental). "Un partido así no nos interesa", afirmó a la agencia Efe. Aunque Jordi Cos se mantuvo al margen de las negociaciones de compraventa -que llevó su padre y que aparece en las grabaciones-, CDC ha decidido incorporarle al expediente. Ayer, Jordi Cos se consideró una "víctima" de este "embrollo". "La persona que negoció fue mi padre. Nadie se puso en contacto conmigo. Si lo hubiese sabido, no habría ocurrido todo lo que ha pasado. Mi única culpa era que tenía conocimiento de esas conversaciones", añadió.

El otro expedientado es el actual concejal, Josep Maria Córcoles, quien de momento se mantiene en el argo. La dirección de Convergència todavía no ha decidido si reclamará su cese, pues el siguiente de la lista es precisamente Jordi Cos.

Ayer, Puig calificó este caso de "asunto de intereses particulares" en el que se produjeron "situaciones absolutamente irregulares e impropias del respeto a una representación institucional y del código ético de Convergència".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS