Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin noticias de Polanski

Roman Polanski quiere volver a Estados Unidos. O al menos poner fin a los cargos que pesan sobre él y que le convirtieron en fugitivo de la justicia estadounidense hace más de tres décadas. Pero según se acerca el próximo jueves, fecha de su comparecencia legal en Los Ángeles para lograr la retirada de los cargos, menos se sabe de este cineasta de 75 años.

El juez Peter Espinoza admitió que existen pruebas de que Polanski fue víctima de una posible injusticia cuando se le declaró culpable de mantener relaciones sexuales con una menor en 1977. Pero eso lo dijo hace dos meses y medio y emplazó al realizador a aclarar el caso en Los Ángeles. Según su agente, Polanski "está rodando una película en Alemania" (The Ghost). Su abogado calla. Si regresase a Estados Unidos, sería arrestado en el acto. Además, el realizador, que es ciudadano francés, necesitaría un visado especial para poder viajar a EE UU dados los cargos que pesan sobre él. Hasta la fecha no hay noticias de Polanski ni de los preparativos de su vuelta a una ciudad que fue escenario de una de sus mejores películas, Chinatown, aunque también el centro de sus peores pesadillas, como el asesinato de su esposa Sharon Tate, víctima en 1969 de la familia Manson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de mayo de 2009