Los escándalos de corrupción vinculados al PP

Camps pide la nulidad de las investigaciones del juez Garzón

La defensa del presidente valenciano, Francisco Camps (PP), así como de los otros tres imputados del caso Gürtel en la parte del caso que compete al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), ha pedido la nulidad de las actuaciones realizadas hasta el momento. El incidente de nulidad fue presentado inmediatamente después de que el tribunal se declarara en un auto competente para realizar la investigación sobre un presunto delito de cohecho cometido por Camps, por el secretario general de los populares valencianos, Ricardo Costa; el ex vicepresidente de la Generalitat Víctor Campos, y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret.

Según los abogados, la instrucción adolece de al menos dos defectos que la convierten en nula: fue realizada por un juez que no tenía competencias y se decretó un secreto de la investigación que ha supuesto un grave perjuicio para los afectados, vulnerando, alegan, el derecho a la defensa.

Más información

Según fuentes próximas a la investigación, el recorrido jurídico del incidente de nulidad parece corto. Sin embargo, de momento retrasa la citación de los cuatro implicados hasta que el instructor de la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV lo resuelva. Su decisión no admite recurso.

Camps, Costa, Campos y Betoret, los cuatro implicados con estatus de imputado aunque formalmente no se les haya citado como a tales -según fuentes del tribunal, no se espera un auto que los declare como tales sino que será en la propia citación- ganan tiempo y retrasan un procedimiento recién iniciado en Valencia.

Las defensas de los imputados consideran que en tanto se ha declarado competente el Tribunal Superior, no debía entonces haber realizado instrucción alguna el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Y, en sintonía con el mensaje político que ha venido reiterando el PP desde que estalló el caso, esgrimen una lesión del derecho a la defensa, porque las actuaciones fueron declaradas secretas y ninguno pudo tener conocimiento de las diligencias que se realizaron desde el juzgado de Garzón hasta que el pasado 5 de marzo remitió el auto al TSJCV.

Al incidente de nulidad presentado por las defensas de los cuatro implicados en Valencia deberá responder la Fiscalía Anticorrupción, que ha defendido la instrucción previa y la partición de la causa en dos bloques, uno que investiga el Tribunal Superior de Madrid (TSM) y otro, el Tribunal Superior valenciano.

De momento, la causa que investiga el Tribunal valenciano por un supuesto delito de cohecho, declarada también secreta, ha podido avanzar bien poco en tanto los implicados han paralizado sus primeros pasos con un recurso que es preceptivo resolver para seguir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de abril de 2009.

Lo más visto en...

Top 50