Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CLÁSICA

El color de Venezuela

Quería tocar el trombón pero su brazo no le alcanzaba. Se lanzó al violín y terminó con la batuta. A los cinco años entró en su primera orquesta y ya entonces pensó que la música era algo misterioso. Todavía hoy trata de descubrir su embrujo y hacer que los sonidos lleguen a los lugares más recónditos. Figura entre los grandes directores de orquesta del mundo.

Gustavo Dudamel (Barquisimeto, Venezuela, 1981) dirigirá mañana lunes, con un programa que incluye a Chaikovski y Ravel, a la Sinfónica de la Juventud Venezolana. El concierto, organizado por Juventudes Musicales de Madrid, se celebrará en el Auditorio Nacional y forma parte de la gira que el grupo del maestro Abreu está realizando por España. El sistema de orquestas puesto en marcha por Abreu ha permitido que 270.000 niños y jóvenes sin medios económicos hayan encontrado un sentido a su vida a través de la música.

Uno de los grandes espectáculos en escena es la ópera El retorno de Ulises a la patria, dirigido musicalmente por William Christie y la escena por Pier Luigi Pizzi. Esta ópera de Monteverdi es una nueva producción del Teatro Real en coproducción con el teatro La Fenice de Venecia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de abril de 2009