Solbes admite que la crisis "no ha tocado fondo" y augura menos gasto

El Gobierno revisará a la baja sus previsiones de crecimiento y déficit

Frente al inmanente optimismo del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, el responsable de la economía española, el vicepresidente Pedro Solbes, confirmó ayer los pesimistas augurios que pocas horas antes había anticipado el Banco de España, indicando una caída de la actividad del 3% para este año. Solbes, con los pies más en el suelo, mostró su convencimiento de que la crisis económica "no ha tocado fondo" y que para reconducir el déficit público durante los próximos años "habrá que gastar menos".

El vicepresidente, que ayer participó en las reuniones del Eurogrupo (ministros de Finanzas de los países del euro) y del Ecofin (de toda la Unión Europea) celebradas en Praga, aplicó la fría lógica. "No olvidemos", dijo, "que estamos viviendo una situación de desaceleración y, por lo tanto, las cifras calculadas en un momento posterior y con datos posteriores, nos dan menos crecimiento". Por esta razón, el informe del Banco de España "puede ser ajustado para las cifras que tenemos en este momento".

Más información

A la vista de los nuevos datos de crecimiento, déficit y desempleo facilitados por el Banco de España, mucho más pesimistas que los del Gobierno, el responsable de las cuentas públicas añadió: "Son cifras que ponen de relieve que las que veníamos conociendo eran peores y que todavía, de los datos existentes, no se aprecia que hayamos tocado fondo". "Aunque", precisó, "el Banco Central Europeo ha hablado de algún pequeño dato que permitiría pensar que la desaceleración se está parando". Y concluyó: "Es verdad que todavía seguimos todos con esa conciencia de que no hemos terminado el proceso de desaceleración, aunque ya hay algún indicador positivo".

En relación con el impacto de la crisis en las cuentas públicas, los ministros dedicaron la mayor parte de su tiempo a analizar y respaldar la propuesta de la Comisión Europea de poner en marcha los procedimientos por déficit público excesivo contra España, Francia, Grecia, Irlanda y el Reino Unido, por haber superado el 3% del producto interior bruto (PIB). El año pasado el déficit español alcanzó el 3,8%. La recomendación propuesta por Bruselas es que España deberá iniciar sus esfuerzos para reducir el déficit público a partir de 2010 y situarlo por debajo del 3% en 2012. La tarea no será fácil a juzgar por las últimas cifras del Banco de España, que pronostican un déficit del 8,3% y 8,7% para 2009 y 2010, respectivamente. A principios de año, la Comisión había previsto un déficit promedio para ambos años próximo al 6%. Una vez las recomendaciones sean adoptadas formalmente, seguramente a finales de abril, España, igual que los otros cuatro países, dispondrá de seis meses para especificar las medidas que llevará a cabo para reducir el déficit progresivamente.

A la vista de estos datos, el Gobierno revisará sus previsiones, tanto las que afectan al Presupuesto como al Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Sobre este punto, Solbes señaló: "No cabe duda de que estas cifras, a efectos del cálculo del techo de gasto, son un elemento importante que hay que considerar".

Sin margen

En su opinión, para reconducir las cuentas públicas, hay que "hacer un esfuerzo fiscal de reducción del déficit en términos estructurales de un 1,25% al año". "Eso quiere decir", añadió, "que el próximo año y los que vienen no hay que gastar más, hay que gastar menos". Y apostilló: "Ésa es la razón por la que yo insisto siempre en que no hay más margen de gasto fiscal en nuestro país".

A medio camino entre el optimismo de Zapatero y el realismo de Solbes, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, cree que la crisis alcanzará su peor momento en el segundo semestre de este año, pero admite escenarios más adversos: "Vamos a ir viéndolo y vamos a ver cómo se van desarrollando los acontecimientos".

El augurio del Banco de España es para el Partido Popular "una desautorización al Gobierno", según su portavoz económico, Cristóbal Montoro, que habla de "emergencia nacional".

Solbes habla con la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, ayer durante el Ecofin en Praga.
Solbes habla con la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, ayer durante el Ecofin en Praga.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50