Rajoy explica su ausencia

Mariano Rajoy dejó ayer en evidencia lo incómodo que le resulta el asunto del aborto. Los populares se oponen a la reforma, pero no quieren verse vinculados a los grupos antiabortistas más extremos. Por eso ni Rajoy, ni Dolores de Cospedal ni Soraya Sáenz de Santamaría irán a la manifestación del domingo.

Pero el líder del PP tampoco quiere ofender a los antiabortistas y a los votantes católicos más conservadores, claves en su electorado más fiel. Por eso ayer, en Telecinco, se puso muy incómodo ante la pregunta sobre el aborto y dio una de cal y una de arena. Primero explicó que no apoya la reforma. "Estoy en contra y la recurriré al Tribunal Constitucional. Esta ley la hizo Felipe González. Y después se recurrió al Constitucional [obvió que fue AP quien lo hizo], que sentó doctrina. Y la norma logró un gran consenso. Por eso el PP no la modificó en los ocho años que gobernó. Pero ahora se pretende incluso dejar que niñas que no pueden tomar una copa o comprar tabaco puedan abortar sin permiso de sus padres", se quejó.

Más información

Claro que cuando Ana Rosa Quintana le preguntó por qué el PP no irá oficialmente a la manifestación, Rajoy se puso nervioso y dejó incluso varias frases sin acabar. "Bueno, mucha gente del PP va a ir, a nivel particular, la gente que está más preocupada con este asunto... es que yo no quiero que el partido esté... creemos que esta ley es un error", sentenció para evitar comprometerse más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50