Quinto aniversario del 11-M

Los flecos del atentado se ventilan en tres procesos penales

19 'yihadistas' están acusados en las causas aún abiertas

La sentencia firme por el 11-M no acabó con todas las investigaciones sobre los atentados de los trenes de cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004, sino que la policía y el juez Juan del Olmo continuaron con las pesquisas en tres sumarios que tratan de delitos relacionados con el caso.

La causa que se abrió directamente para gestionar los flecos del proceso principal está casi terminada y en la misma se encuentra procesado Moutaz Almallah Dabas. Este yihadista fue detenido en el Reino Unido, que concedió su extradición a España para ser juzgado por su presunta implicación en los atentados. Es hermano de Mohannad Almallah Dabas y de las investigaciones realizadas tras los ataques se llegó a la conclusión de que ambos hermanos trataban de captar jóvenes radicales islamistas en España para su posterior envío al extranjero a hacer la yihad. Para ello les alojaban, entre otros lugares, en un local de la calle Virgen del Coro, de Madrid, cuyo titular era Moutaz. En el local citado se celebraron reuniones de adoctrinamiento dirigidas entre otros por el propio Moutaz; Serhane El Tunecino, uno de los suicidas de Leganés y dirigente de la célula autora del 11-M, o Mustapha Maymouni, condenado en Marruecos por su vinculación con los atentados de Casablanca.

Más información

Sin embargo, tras la absolución de su hermano por el Supremo, Moutaz ha pasado de ser acusado de integración en banda terrorista a ser considerado colaborador del grupo. El juez Eloy Velasco ordenó su libertad.

El citado magistrado tramita también la Operación Sello II, que se encuentra secreta y por la que cuatro presuntos yihadistas están acusados de haber ayudado a fugarse o financiar a huidos del 11-M, como Mohamed Belhadj y Daoud Ouhnane, que supuestamente murieron en Irak en atentados suicidas.

Son cuatro acusados: Zohaib Khadiri, que se encuentra preso, Djillali Boussiri, Nasredinne Ben Laid Amri y Taha Seghrouchni.

En esta causa, la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha pedido volar un vagón de Renfe para seguir haciendo pruebas con los explosivos. La petición ha sido rechazada.

Por último, la Operación Tigris se está juzgando en la Audiencia Nacional. Se trata de un proceso contra 14 yihadistas acusados de pertenecer a una banda que captaba y enviaba muyahidin (luchadores en árabe) a Irak, además de ayudar a huir a varios de los implicados en la matanza, como Mohamed Afallah, Ouhnane o Belhadj. La sentencia se conocerá a finales de mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50