El vuelco electoral | País Vasco

Los socialistas descartan negociar con Rosa Díez

El PSE-EE tiene una cosa muy clara: en ningún caso negociará el apoyo del único parlamentario del partido de Rosa Díez (UPyD) -Gorka Maneiro, cabeza de lista por Álava- para alcanzar la mayoría absoluta. Las profundas diferencias políticas entre los socialistas y su antigua dirigente impiden siquiera la mínima aproximación entre sus intereses.

Lógicamente, el PSE-EE confía en obtener el próximo viernes un nuevo escaño gracias al recuento del voto de los vascos en el extranjero y que elevaría su representación a 25, para así alcanzar la mayoría absoluta junto con los 13 que le garantizaría el PP. De este modo zanjaría la remota posibilidad que sigue albergando UPyD de "contribuir a crear un Gobierno constitucionalista en Euskadi", como dijo ayer la propia Rosa Díez. "La clave", según esta diputada, "es si Patxi López apuesta por el pacto con los constitucionalistas o asume la idea de los nacionalistas de que esta mayoría alternativa sería una agresión".

Más información

Incluso en el supuesto de que finalmente no fuera posible arañar este parlamentario en disputa con Eusko Alkartasuna, los socialistas prefieren explorar otra vía como pudiera ser la del único representante de EB. El PSE-EE necesita una diferencia de 80 votos para arrebatar a EA su único parlamentario por Álava. Si lo consiguiera, contribuiría a ahondar en la crisis de este partido nacionalista y privaría del escaño a Rafael Larreina, un histórico en el Parlamento vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50