Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches se hunden hasta el nivel de 1993

Nunca un mes de febrero había sido tan catastrófico para el sector del automóvil. El número de coches matriculados se quedó en 62.107, un 48,8% menos que en el mismo mes del año pasado, informaron ayer las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam). El volumen de matriculaciones retrocedió hasta el nivel de 1993.

Los 121.492 turismos y todoterrenos que se vendieron durante los dos primeros meses del año suponen una reducción superior a las 100.000 unidades respecto al mismo periodo del año pasado. El retroceso de estos dos meses es del 45,5%.

La patronal de fabricantes reconoció que el Plan VIVE 2 para la renovación del parque, complementado con el esfuerzo comercial de las marcas, empieza a funcionar. No obstante, Anfac advierte de que el desplome en las ventas pone de manifiesto que las 14.319 operaciones acogidas al Plan VIVE hasta mediados de febrero son "insuficientes" para generar una demanda adicional.

Las ventas de coches cayeron en todas las comunidades autónomas. Los descensos más acusados correspondieron a la Comunidad Valenciana, Andalucía y Madrid, las tres con caídas superiores al 53%. El retroceso generalizado de las matriculaciones afectó también a todos los segmentos. Las caídas más intensas fueron para los monovolúmenes pequeños (-59%) y los coches pequeños (-56%). El 70% de los automóviles comercializados en febrero eran diésel, con lo que la cuota de la gasolina se limita al 30%.

Los malos tiempos para el motor no han llegado sólo a España. La venta de vehículos nuevos cayó en Francia durante el mes de febrero un 13,1% respecto al mismo mes de 2008. Y en Japón, las ventas retrocedieron en febrero el 32,4%. Ésta es la mayor caída desde mayo de 1974 tras la crisis del petróleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 2009