Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO rechaza congelar los sueldos en Seat

Huguet augura un momento "dulce" para la compañía

La semana clave para determinar el futuro de Seat ha empezado torcida. Comisiones Obreras, la segunda fuerza sindical en la compañía detrás de la UGT, se opone a que los trabajadores se congelen el sueldo durante dos años, que es una de las principales condiciones que ha planteado la dirección para que el futuro Q3 de Audi se fabrique en Martorell.

Una reunión de la sección sindical de CC OO celebrada ayer concluyó que el sindicato apoya la asignación del nuevo todoterreno de Audi a las instalaciones de Seat, todas las ayudas que pueda recibir de las administraciones y está dispuesto a negociar cómo abaratar los costes de fabricación. Pero no quiere oír hablar de congelación salarial. "Aumentar el 2% el sueldo sólo representa cinco millones de euros a la empresa", asegura el responsable de Comisiones en Seat, Lolo Gález.

El presidente del comité de empresa, Matías Carnero, ha advertido de que su sindicato, UGT, sólo negociará una congelación salarial si lo acepta la mayoría del comité. Sin CC OO, no hay mayoría. Tampoco acepta la propuesta de la dirección de Seat la CGT, cuyo líder, Diego Rejón, califica de "chantaje".

Quizá por ese motivo, Seat pospuso "por motivos de agenda" la reunión prevista para hoy con los sindicatos, que debían comunicar si aceptaban las condiciones. La reunión con los representantes de los trabajadores se podría celebrar mañana o el jueves.

Reunión de futuro

Matías Carnero prevé reunirse hoy con los demás sindicatos para intentar consensuar una postura común ante el planteamiento de la empresa. Ésta no será la única reunión para abordar el futuro de la compañía. Altos cargos de los departamentos de Presidencia, Economía, Innovación y Trabajo mantendrán esta mañana un encuentro de trabajo con la dirección de Seat para diseñar un plan de ayudas para que Volkswagen asigne a Martorell el Q3.

El consejero de Innovación, Josep Huguet, auguró ayer un momento "dulce" para el futuro de Seat, y la consejera de Trabajo, Mar Serna, declaró que la Generalitat "hará todo lo que sea necesario" para garantizarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 2009