Como en Benidorm y El Puig

Los Ayuntamientos de Benidorm y El Puig, ambos en manos del PP, son otros dos casos donde las formaciones en el poder han rebasado la frontera de lo público y privado en asuntos referentes a pagos relacionados con actos electorales.

En el primer consistorio, el alcalde, el campista Manuel Pérez Fenoll, pasó el jueves por el juzgado para declarar como imputado por los supuestos delitos electoral, amenazas, estafa y prevaricación. Aquí, una productora y una televisión local reclaman al regidor 59.000 euros por una campaña de imagen y seguimiento de actos electorales entre el 12 de marzo y el 31 de mayor de 2007. El denunciante mantiene también que el Ayuntamiento le retiene el pago de facturas por otros servicios prestados a condición de que retire la denuncia. Pérez Fenoll alegó ante juez que la televisión actuó por iniciativa propia y que no contrató a ningún medio, porque él no es el presidente local del PP.

Más información

En El Puig, según una denuncia del grupo municipal socialista, el equipo de gobierno ha modificado el presupuesto vigente para incluir gastos relacionados con la actividad del PP, en concreto trabajos de buzoneo y folletos informativos del PP realizados el 31 de agosto de 2008 por un importe de 167,04 euros. "Este gasto figura camuflado junto a otros servicios que presenta el departamento municipal de interior como la adquisición de material para pintura, fontanería, limpieza o agua del Consistorio, y en la descripción de la relación oficial llevada a la comisión informativa aparece este buzoneo del PP con cuyos gastos deben correr todos los vecinos", señala una nota oficial del PSPV de El Puig. El actual gobierno de El Puig es fruto de una moción de censura celebrada el 18 de enero de 2008 que apartó del gobierno al PSPV, en beneficio del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de febrero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50