Vuelta de los dieciseisavos de la Copa de la UEFA

Los derechos televisivos alivian la deuda

Después de varios meses de negociaciones, el Valencia firmó ayer un acuerdo con Mediapro por el que le vende sus derechos audiovisuales de los próximos cinco años, a partir del próximo mes de junio y hasta el 30 de junio de 2014. El club de Mestalla recibirá unos 48 millones por cada uno de los ejercicios, y también espera percibir un adelanto de estas cantidades con el que poder hacer frente a sus deudas con los jugadores y con la constructora del nuevo estadio de Mestalla. A los futbolistas, el club les adeuda 15 millones por la mitad de las fichas desde principios de mes. A la construtora, Bertolín y FCC, que ha paralizado las obras por el impago, le debe otros 14 millones de euros. La situación económica es crítica, e incluso el club teme que deba acogerse en el futuro a la ley concursal.

Más información

El vicepresidente Miguel Zorío ya anunció el martes que el club estaba a punto de cerrar "el mejor contrato de televisión de su historia", y ayer estuvo negociando durante toda la jornada. El contrato supone un balón de oxígeno para el club, cuya deuda supera los 450 millones. "Estamos contentos por el que es el mejor contrato televisivo, o de cualquier ámbito, de la historia de este club", reiteró el presidente, Vicente Soriano, en la página web de la entidad. "Es un paso más en nuestra idea y nuestra tarea de dar viabilidad económica a nuestro Valencia. Seguimos trabajando intensamente y empiezan a llegar ya los frutos de nuestro trabajo".

Con todo, y pese a la solución inmediata, la situación económica es crítica. Tanto que algunos consejeros, los afines al ex presidente y todavía poseedor del paquete mayoritario de las acciones, Juan Soler, han solicitado formalmente esta semana una reunión del consejo de administración con la intención de pedir explicaciones sobre la gestión económica. Ya lo hicieron a principios de año. Pero entonces, Benjamín Muñoz, especialmente crítico con el presidente y vocero de Soler, que había amagado con forzar una moción de censura, dio una moratoria a Soriano. ¿Planea forzar una moción de censura?, se le preguntó el martes. "No lo sé", respondió Muñoz. "Pero esta situación económica no se puede aguantar más".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de febrero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50