Los Príncipes promocionan el 'Made by Spain' en Nueva York

Los Reyes regresaron el pasado domingo de Florida, donde asistieron en Pensacola a los actos conmemorativos del 450 aniversario de la primera colonia europea en el actual territorio de EE UU y a un encuentro empresarial en Miami, y ya se está preparando la próxima visita de miembros de la familia real.

Esta vez serán los príncipes de Asturias quienes, el 16 y 17 de marzo, inauguren en Nueva York la campaña "Made in / Made by Spain" que, durante año y medio, pretende promocionar los productos españoles y consolidar un auténtico lobby español en EE UU. Los actos de Nueva York, que tendrán continuidad en Chicago en mayo, contarán con la presencia de un centenar de empresas españolas, incluidos los responsables de los mayores bancos y constructoras. El Ministerio de Industria, a través del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior), dispone de una partida de 20 millones de euros para este plan, que será cofinanciado por las empresas.

Más información

EE UU es el principal inversor extracomunitario en España, con inversiones acumuladas de 55.000 millones de euros. En 2008, las importaciones sumaron 10.200 millones y las exportaciones 7.000, por lo que la balanza comercial es fuertemente deficitaria para España.

Ofensiva política

La ofensiva comercial acompañará a la política. El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, se encontrará por vez primera con Barack Obama el 2 de abril en la cumbre del G-20 en Londres y al día siguiente volverán a coincidir en la cumbre conmemorativa del 60 aniversario de la OTAN, en Estrasburgo (Francia) y Khel (Alemania).

La diplomacia española trabaja para cerrar la primera visita de Zapatero a la Casa Blanca desde que cambió de inquilino. Mejor si es antes del verano. Pero en todo caso antes de que acabe el año. Y eso porque el año que viene Obama visitará España. Lo hará con motivo de la cumbre Europa-Estados Unidos, de la que Zapatero será anfitrión, al coincidir con la presidencia española de la UE.

El Gobierno español pretende que no sea una cumbre de mero trámite, sino que en la misma se apruebe la nueva Agenda Transatlántica, que guía las relaciones de la UE con EE UU. La vigente se aprobó también bajo presidencia española, en 1995.

En los próximos meses también debe viajar a Washington la ministra de Defensa, Carme Chacón. En su caso, no necesita presentarse al jefe del Pentágono, ya que sigue siendo Robert Gates, a quien Obama ha confirmado y con el que se reunió en Budapest, en octubre pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de febrero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50