Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buenas ondas para alejar la reclusión y las paranoias

El Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla crea una emisora para los internos

"Uno no tiene por qué estar refugiado en un agujero. Si te lo propones puedes hacer muchas cosas". Y Jenaro, 42 años, malagueño, curioso innato y esquizofrénico paranoico, ciertamente las hace: cerámica, albañilería, pintura, jardinería, atletismo y hasta piragüismo en las aguas del Guadalquivir son algunas de sus actividades a las que, desde el pasado 7 de noviembre, ha sumado la de periodista radiofónico.

Jenaro es uno de los 20 internos del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla que forma parte de Onda Cerebral, una emisora con un pequeño y muy especial radio de acción que se ha convertido en su mejor terapia. Su nueva ocupación le ayuda a olvidar los diez años que lleva internado y los tres que le quedan para salir.

Inspirados por el éxito de la experiencia argentina Radio La Colifata, en Buenos Aires, el educador Julián Vicente, el músico Paco Herrera y una veintena de pacientes del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla han creado una emisora de radio, Onda Cerebral, que se emite en 107.8 FM. Sus ondas sólo alcanzan un radio de unos dos kilómetros, lo suficiente para que las oigan los 180 pacientes del hospital penitenciario -que junto al de Alicante son los únicos que existen en España- y sus vecinos del Centro Penitenciario de Sevilla.

"La emisora es otro mundo. Aquí ellos dejan de ser pacientes y se convierten en personas. Preparar los programas, hacer las entrevistas y hablar con personas de fuera es muy importante para su autoestima. Además, la radio les permite relacionarse con los trabajadores del centro como iguales", comenta Julián Valencia, educador del hospital desde 1992.

La emisora se ha hecho muy popular entre los internos, hombres de entre 18 y 70 años, y eso anima a los que la hacen a seguir trabajando. De momento, emiten tres horas diarias las mañanas de los lunes, miércoles y viernes, y en su programación hay de todo: desde las crónicas deportivas y el flamenco en directo hasta un programa de cocina que, como la mayoría no puede llevarlo a la práctica, lo llaman "cocina virtual".

Onda Cerebral no quiere ser sólo una radio para los que están privados de libertad y aspira a llegar a toda Sevilla. "Esto es un laboratorio de aprendizaje abierto a todos y creemos que podemos aportar algo distinto, por eso nuestro objetivo es crecer y que los pacientes puedan salir fuera a realizar entrevistas", comenta Valencia.

De momento, su conexión con el exterior es el espacio El rincón del cuerdo, en el que los internos entrevistan a personas del exterior. El defensor del pueblo José Chamizo, los artistas Jesús Palomino y Santiago del Campo, el cardenal Carlos Amigo Vallejo o el músico Dan Kaplan son algunos de los que han pasado ya por El rincón del cuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de febrero de 2009