Crisis financieraColumna
i

Decisión histórica

La Reserva Federal (Fed) redujo ayer los tipos de interes al nivel más bajo de la historia, 0%-0,25%, donde se mantendrán durante un tiempo. Pero, además, tomó una decisión de todavía mayor calado. De manera explícita, la Fed afirmó que se concentrará en facilitar el funcionamiento de los mercados y en estimular la economía a través de operaciones de mercado abierto y otras medidas que contribuirán a aumentar el tamaño de su balance. La Fed ha adoptado, de manera oficial, una estrategia de expansión cuantitativa.

El comunicado revela los detalles de la nueva estrategia. La Fed ya anunció hace semanas la compra de activos hipotecarios, y afirmó ayer su disponibilidad a aumentar el volumen de estas compras. Además, anunció que está debatiendo la posibilidad de comprar bonos del Tesoro. El objetivo es reducir los tipos de interés de largo plazo y así reducir el coste de financiación de la economía. Con los mercados bloqueados y los spreads del crédito privado a niveles récord, la Fed ha recurrido a la fuerza bruta (no olvidemos que la Fed tiene una capacidad ilimitada de imprimir dinero).

Más información

Con este nuevo régimen la Fed revela que no escatimará esfuerzos para resucitar una economía sumida en la mayor recesión desde la posguerra. A esto hay que unir un esfuerzo fiscal que también será de dimensiones históricas -la Administración Obama planea un paquete de medidas fiscales en torno al 7%-8% del PIB en dos años, y una estrategia para reducir los tipos hipotecarios a través de hipotecas subsidiadas al 4,5% vía Fannie Mae.

Es una estrategia diametralmente opuesta a la del BCE, donde la timidez de las medidas (los tipos están todavía al 2,5% y varios miembros del BCE están señalando su reticencia a bajarlos más) y la resistencia a usar todas las herramientas disponibles -el BCE ha dejado claro que no planea adoptar una estrategia de expansión cuantita-tiva- implica que, en estos momentos, el panorama económico sea más negativo en Europa que en EE UU. Lógicamente, el dólar se está depreciando rápidamente, lo cual facilitará la recuperación americana.

Roosevelt afirmó que "es de sentido común adoptar un método y probar. Si falla, admítelo honestamente y prueba otro. Pero, sobre todo, intenta algo". Las autoridades americanas lo están intentando, las europeas no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de diciembre de 2008.