"¿Quién nos paga lo que invertimos en comprar cuota?"

La comercialización de las marcas blancas se ha disparado en 2008. Según la consultora Nielsen, los litros envasados y comercializados por grandes superficies con etiquetas propias llegaron el pasado agosto a sumar el 54% del total, cuando el año anterior no pasaban del 43%. Cadenas como Mercadona y Día se han colocado en apenas unos meses al frente de la comercialización de leche en España, por delante de los gigantes del sector lácteo.

Para el director gerente de la asociación de cooperativas, "las cadenas de distribución marcan ahora los precios y hacen que muchas empresas centren sus estructuras productivas en el abaratamiento de costes como primer objetivo". El poder de negociación de las grandes superficies, dice Mougán, y la coincidencia en gran medida del origen francés en su capital hacen el resto. Galicia produce 2,3 millones de toneladas anuales, con una tendencia al alza en los últimos años, fruto de la modernización y concentración en 14.100 explotaciones, que suman un total de 450.000 vacas. Es la única comunidad que sigue consumiendo toda la cuota asignada por la UE y la que más compra a otras comunidades.

"Lo pasaremos muy mal"

"El panorama nos obliga a replanteárnoslo todo", afirma Xusto Sánchez, quien, junto a sus hermanos, con más de 500 cabezas de ganado, dirige desde hace 12 años en Ponteceso la sociedad de transformación Langueirón y la Finca Devesa. En los 90 controlaban 400.000 litros y fueron comprando cuota durante los últimos 15 años hasta alcanzar los tres millones. "Llevamos mucho dinero invertido en esto y sin cuotas lo vamos a pasar muy mal todos", dice, porque ese sistema les permitió "asegurar la viabilidad de las explotaciones". "Es como si todo lo que hubiéramos hecho hasta ahora pasase de pronto a valer cero. ¿Qué hacemos con lo que hemos invertido?" Desde hace dos campañas, Galicia está exenta de pagar la supertasa, la multa por exceso de producción. Aunque unos 8.000 ganaderos gallegos sobrepasarán este año el tope, sólo tendrían que hacer frente a la multa si en el conjunto de España se superan los 6,1 millones de toneladas que fija la UE. Y no es el caso.

Desde la Consellería de Medio Rural, Edelmiro López ve alguna luz entra tanta sombra. "Galicia es la única comunidad productora que compra cuota, y eso tiene que pesar para que se arbitre algún sistema de compensación", dice. "Las negociaciones con el Gobierno y la UE son lentas, pero aún tenemos tiempo para lograr un sistema transitorio a través de fondos de redistribución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2008.