Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Atentado en Afganistán

Chacón llega con los féretros a Santiago a medianoche

Los restos de los dos militares españoles fallecidos en atentado en Afganistán, el cabo Rubén Alonso Ríos, natural de Vigo, y el brigada Juan Andrés Suárez, natural de Mieres y con domicilio en Carballo (A Coruña), llegaron al aeródromo militar del aeropuerto de Labacolla, en Santiago de Compostela, a las 0.30 de hoy, en un Airbus 310 de la Fuerza Aérea. A pie de pista los esperaban la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño y el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras. Con ellos, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Fulgencio Coll; el jefe de la Fuerza Terrestre, teniente general Virgilio Sañudo Alonso de Celis, y el jefe de la Brilat, general José María Prieto.

Los Príncipes presiden hoy el funeral en la base de Figueirido

Del avión bajó la ministra de Defensa, Carme Chacón, que fue la primera en consolar a los familiares que esperaban en el hangar. Entre llantos, una mujer apenas se tenía en pie. En medio de una escena de dolor, la vicepresidenta abandonó el lugar reservado a las autoridades para acercarse también a arropar a las familias. En el lugar se celebró un oficio religioso de unos 20 minutos.

En el avión, con los féretros, viajaban también el jefe de Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez, con los tres heridos leves en el atentado.

Los Príncipes de Asturias presidirán hoy el funeral. A la ceremonia acudirá también el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El acto se celebrará a mediodía en la base General Morillo, sede de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat), en Figueirido (Pontevedra).

En la base militar de Figueirido se vivió ayer una jornada de gran tensión, tanto por los efectos del ataque como por la organización del funeral de Estado que en un principio se iba a celebrar en Madrid. Algunos de los compañeros de las víctimas pensaban acudir a recibirlos al aeropuerto compostelano. Otros efectivos de la Brilat se mostraban "bastante molestos", según Europa Press, porque, a pesar de que varios heridos y uno de los fallecidos, el cabo Alonso Ríos, pertenecen a la compañía de Artillería de la citada brigada, los militares de esa unidad fueron desplazados ayer a un campo de maniobras, lo que les impedirá participar en los actos de hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de noviembre de 2008