Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Los efectos en Europa

Islandia nacionaliza su mayor banco y cierra la Bolsa hasta el lunes

El país, al borde del colapso económico

Islandia nacionalizó ayer su mayor banco, el Kaupthing, lo que coloca a los tres primeros bancos del país bajo el control público. El pasado martes le tocó a Landsbanki, segundo banco islandés, y un día después al Glitnir, el tercero. La Autoridad de Supervisión financiera (FME) de Islandia declaró que los depósitos domésticos de Kaupthing están totalmente garantizados y que todas sus sucursales en Islandia, servicios de atención telefónica y por Internet y cajeros automáticos seguirán funcionando con normalidad. "La decisión del FME es un primer paso necesario para lograr los objetivos del Gobierno y el Parlamento islandés de velar por que la banca nacional mantenga sus operaciones de forma ordenada y por la seguridad de los depósitos nacionales".

El miércoles, parte del negocio de Kaupthing en el Reino Unido fue intervenido por las autoridades financieras británicas. La banca islandesa se ha desmoronado bajo el peso de sus deudas, que Bloomberg cifra en 61.000 millones de dólares, 12 veces el tamaño de la economía del país. Mientras tanto, la corona islandesa se ha desmoronado y la economía se encamina hacia la bancarrota. Ayer, la Bolsa de Reikiavik suspendió la negociación hasta el próximo lunes debido a las "inusuales condiciones de mercado", tras conocerse la nacionalización del primer banco del país.

Para frenar el colapso, Islandia empezará a negociar con Rusia la próxima semana un préstamo de 4.000 millones de euros, según declaró el primer ministro, Geir Haarde el miércoles. También señaló que ello no excluye la posibilidad de recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque, precisó, aún no se ha solicitado ninguna ayuda. En medio de este panorama, el presidente islandés, Olafur Ragnar Grimsson, fue hospitalizado el lunes para someterse a una angioplastia, pero, según anunció ayer un portavoz, ha retomado sus obligaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2008