Reportaje:

Un equipo emergente a expensas de Greg Oden

Los Blazers de Rudy Fernández afrontan el muro de los novatos y de la Conferencia Oeste

Los abonos están casi agotados en el Rose Garden. Son casi 20.000 asientos. Portland vibra. Parece que Greg Oden, número uno del draft de 2007, está recuperado. A Rudy Fernández se le compara ya a Manu Ginobili, la estrella argentina de los Spurs. Y Brandon Roy fue all-star la pasada temporada. Los Blazers están de vuelta. Es el vaticinio.

Ayuda la inercia de la temporada anterior, sobre todo de las 13 victorias seguidas que sumó el equipo en diciembre. "Todo el mundo está entusiasmado porque ve lo que hizo el equipo y a eso se añade el número uno del draft junto a Rudy y varios jóvenes más", constata el entrenador Nate McMillan. La cuestión esencial es si Greg Oden, 20 años, 2,13 metros y 114 kilos, está capacitado para responder a las expectativas. Se recuerda la etapa de pívots dominantes en la historia de la franquicia como Arvydas Sabonis o Bill Walton. Con el gigante lituano llegaron por última vez a la final en 2000, con el barbudo estadounidense obtuvieron su único título en 1977. Oden, que ha vuelto tras la lesión en la rodilla que le tuvo todo un año parado, impondrá su ley como en la Liga Universitaria con Ohio State o incluso en la Liga de Verano de hace un año en Las Vegas. Debe franquear el muro de los novatos, una fase en la que casi todos los primerizos en la NBA acusan un notable bajón en su rendimiento. La duda planea igualmente sobre Rudy Fernández y Jerryd Bayless, el tirador de Arizona incorporado tras haber sido elegido en el 11º puesto del draft. Para alcanzar los play offs, el objetivo marcado por McMillan, el equipo tendrá que sumar al menos 55 victorias, 14 más que el año pasado, en la exigente Conferencia Oeste. No será posible si no mejora incluso Brandon Roy, al que sus entrenadores piden que fuerce más personales y sea más determinante en los minutos finales, un poco al estilo de Kobe Bryant en los Lakers. El previsible quinteto titular estará formado por Steve Blake, Brandon Roy, Travis Outlaw, LaMarcus Aldridge y Greg Oden. Dicen de Aldridge que ha mejorado notablemente su lanzamiento exterior, otro factor necesario para mejorar al equipo, junto a la aportación de los reservas Rudy, Bayless, Webster, Diogu y Sergio Rodríguez, casi inédito el año pasado, pero al que McMillan está dando más cuerda en la pretemporada.

"Rudy necesita aprender y mi plan es que lo consiga cuanto antes", dice su técnico

Rudy sufrió una torcedura de tobillo en el segundo amistoso de la pretemporada que perdió su equipo ante los Warriors por 95-110. Jugó en el cinco titular, dispuso de 37 minutos, anotó 15 puntos, dio 7 asistencias y recupero seis balones, tantos como perdió. McMillan puso reparos a su actuación: "Mi plan es darle el máximo de minutos. Lo necesita. En este partido tuvo algunas oportunidades que no ejecutó ni finalizó bien. Necesita aprender del juego de la NBA y mi plan es que lo consiga cuanto antes".

Rudy Fernández, en el momento de lesionarse en el tobillo en el partido contra Golden State.
Rudy Fernández, en el momento de lesionarse en el tobillo en el partido contra Golden State.AP

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50