115 directores de instituto protestan contra el caos "insoportable" creado por Camps

Los directores de 115 institutos de Secundaria de los 133 que existen en la provincia de Valencia denunciaron ayer el "caos insoportable" y las "dificultades para aplicar las diferentes normativas creadas por la Generalitat" en su huida hacia adelante por mantener su versión inglesa de Educación para la Ciudadanía (Education for Citizenship), pese a que existen dos autos de suspensión cautelar parcial de la orden del Gobierno de Francisco Camps dictados por el Tribunal Superior de Justicia.

Los directores, reunidos en asamblea en el veterano instituto Lluís Vives, de Valencia, denunciaron las "diferentes" y "caóticas situaciones" que se viven a diario en los centros valencianos debido a "las diversas formas de presión que ejerce la Consejería de Educación", desde las visitas de inspectores que interrumpen la clase hasta la carencia de profesores de Ciudadanía cualificados para dar la clase en inglés. Los directores asisten "atónitos" a la "instrumentalización que ha hecho la consejería de esta materia" y "al daño hecho a la escuela pública".

Más información

Por otra parte, 21 miembros del STEPV, el sindicato mayoritario entre el profesorado de la enseñanza pública valenciana,

se autoinculparon ayer ante el departamento de Educación de la Generalitat de alentar la "insumisión" de los profesores y los centros contra la versión inglesa de Ciudadanía y de promover que se dé en las dos lenguas oficiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de septiembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50