Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El desafío soberanista

La izquierda 'abertzale' salva a Ibarretxe

El PCTV opta por apoyar el proyecto de consulta para blindar su espacio electoral

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, sacará hoy adelante en el Parlamento vasco su proyecto de ley de consulta por el exiguo margen de un escaño sobre los 75 que componen la Cámara: el que le cederá la izquierda abertzale, según oficializó ayer la portavoz del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK), Nekane Erauskin. Sus otros ocho parlamentarios se abstendrán.

La explicación que hizo de su voto el PCTV -partido cuya ilegalización ha instado el Gobierno por considerarlo sucesor de Batasuna- fue encaminada a justificar a la ilegalizada formación en el fallido proceso de paz y a tratar de dejar en evidencia para las bases abertzales que la consulta es un ejercicio de "retórica y apariencia". Una mera "bandera electoral" que Ibarretxe "agita" para atraerse votantes abertzales y "recuperar el espacio electoral que ha perdido en los últimos años". Aun así, el PCTV permitirá que el lehendakari apruebe su proyecto de consulta.

El plebiscito, sin embargo, no se celebrará, porque el Gobierno central impugnará la ley ante el Tribunal Constitucional en cuanto sea publicada en el Boletín Oficial del País Vasco, lo que trae aparejada automáticamente su suspensión cautelar. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, aseguro que, en ese caso, "las urnas no se abrirán". El PP también presentará su propio recurso, avalado por 50 diputados.

Ibarretxe se limitó ayer a afirmar que nunca tuvo ninguna duda sobre la aprobación de su iniciativa. "La izquierda abertzale ha hecho su recorrido", dijo en una entrevista radiofónica. Pidió al PSE que haga ese mismo "recorrido" y aseguró que tiene "la conciencia muy tranquila".

Igual que ocurrió en 2004, la izquierda abertzale ha jugado su papel de árbitro. Se trata de "la segunda entrega de la película que vimos hace cuatro años", dijo Erauskin en referencia al plan Ibarretxe, que también salió adelante con el voto del PCTV (después fue tumbado por el Congreso de los Diputados). La decisión del PCTV se adoptó en dos fases esta semana. El lunes se decidió el apoyo y el miércoles se remató la forma de votación. Prevaleció la opinión de quienes defendieron prestar a Ibarretxe un único voto, frente a los que abogaban por una apuesta muy explícita, ofreciendo los nueve votos del grupo.

Las razones que desgranó Erauskin, en una comparecencia en la que no admitió preguntas, y después de explayarse en la lectura de casi tres folios de críticas al PNV, fueron cuatro. Tres de ellas tienen un carácter claramente defensivo frente a la mella que Ibarretxe puede hacer en su espacio electoral. La cuarta reafirma su propia alternativa: la sustitución del marco constitucional por uno nuevo "basado en la territorialidad y la autodeterminación".

El PCTV, dijo Erauskin, busca con su apoyo a la consulta "poner de manifiesto el tope constitucional", para demostrar que, "en contra de lo que sostiene Urkullu", el derecho de autodeterminación "no cabe en la legalidad española". Y aprovechó para recordar que tanto el presidente del PNV como Ibarretxe han dicho que la han respetado durante cien años y que la seguirán respetando.

Además, la izquierda abertzale encuentra en esta segunda iniciativa de Ibarretxe otra ocasión para "poner de manifiesto la defunción del Estatuto de Gernika". Por último, Erauskin dijo que su voto dejará en evidencia "el verdadero rostro del PNV" y su intención de limitarse a "una mera reforma del actual marco dentro de los límites de la Constitución".

Tanto el PSE-EE como el PP acogieron sin sorpresa una decisión que habían vaticinado ya, una vez que las preguntas incluidas en la papeleta de la consulta excluyen una condena explícita de ETA. El PP citó también la negativa del PNV a apoyar las mociones de censura contra alcaldes de ANV, la testificación de dirigentes peneuvistas en el proceso de ilegalización o la propuesta de una ley para víctimas "de otras violencias políticas" como parte del "precio" que Ibarretxe habría adelantado para asegurarse el voto del PCTV.

La imprescindible ayuda 'abertzale'

- Ibarretxe sacará hoy adelante su propuesta gracias a un voto del PCTV, mientras los otros ocho parlamentarios de este grupo se abstendrán para denunciar que el PNV "acatará" la futura suspensión de la consulta por el Constitucional. Así, el proyecto de ley del tripartito recibirá previsiblemente 34 votos a favor (22 del PNV, 7 de EA, 3 de EB-IU, uno de Aralar y otro del PCTV) frente a 33 en contra (18 socialistas y 15 populares) y las ocho abstenciones citadas.- La fórmula que ha usado el PCTV recuerda la que empleó Sozialista Abertzaleak (SA), el grupo heredero de Batasuna, para facilitar la aprobación en la Cámara de Vitoria del primer plan soberanista de Ibarretxe el 30 de diciembre de 2004. En el curso del debate, el portavoz del grupo, Arnaldo Otegi, anunció que tres de sus parlamentarios votarían "sí a la autodeterminación" y otros tres "no a los errores de hace 25 años". El proyecto obtuvo de esa forma la necesaria mayoría absoluta con 39 votos a favor (26 del PNV, 7 de EA, 3 de EB y 3 de SA) y 35 en contra (18 del PP, 13 del PSE, 3 de SA y uno de UA). El restante parlamentario era el huido Josu Ternera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 2008

Más información