_
_
_
_

Procesados 11 'yihadistas' por planear atentados suicidas en Barcelona

El grupo pretendía volar el metro entre el 18 y el 20 de enero pasados

Finalmente, el juez ha estimado que sí, que los 11 yihadistas paquistaníes detenidos en enero en Cataluña pretendían realizar acciones terroristas suicidas en transportes públicos de Barcelona entre el 18 y el 20 de enero.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha admitido la solicitud del fiscal Vicente González Mota y ha procesado a los 11 islamistas por delito de integración en organización terrorista y tenencia de explosivos, al tiempo que ha ratificado la prisión incondicional para todos ellos.

El magistrado ha señalado en el auto de procesamiento que los 11 acusados "constituían un grupo organizado, con una clara y especializada división de funciones, cohesionado ideológicamente por su adhesión a una postura extremista del islam" en el que la dirección era ejercida por los miembros con más amplios conocimientos religiosos. Partiendo de la base ideológica del movimiento Tabligh e Jamaa, el grupo "había derivado hacia una forma más radical que justifica el uso indiscriminado de la violencia como herramienta lícita para lograr sus metas político religiosas".

Más información
Auto de procesamiento contra los 11 yihadistas
Garzón envía a la cárcel a seis de los islamistas detenidos el martes

El grupo, según el auto de procesamiento, "habría alcanzado capacidad operativa a nivel humano y se encontraría muy próximo a conseguir plena capacidad técnica a nivel de artefactos explosivos, con objeto de utilizar dichos artefactos explosivos para la comisión de atentados de carácter yihadista".

La estructura de la banda estaba sustentada sobre la base de un liderazgo ideológico y operativo que ejercían Maroof Ahmed Mirza y Mohammad Ayud Elahi Bibi, quienes, según el auto, gozaba de gran respeto por parte del resto de los miembros del grupo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Especialistas y suicidas

Tres de los procesados constituían el subgrupo de especialistas encargados de la fabricación de artefactos explosivos. Estaban dirigidos por Hafeez Ahmed y también participaban Qadeer Malik y Sahib Iqbal, aunque Mohamed Tarik y Roshan Jamal Khan también participaron en reuniones en las que se acabaron incautando explosivos.

Según las declaraciones del testigo protegido que recoge el juez, había un grupo de yihadistas suicidas que estaría integrado por Mohamed Shoaib, Mehmooh Khalid, Imran Cheema y Aqueel Ur Rehman Abbasi.

Los tres primeros de este último grupo llegaron a Barcelona en fechas recientes. El 8 de octubre de 2007 llegó Mehmooh Khalid procedente de Pakistán, vía Estocolmo; el día 12 de noviembre de ese mismo año llegó Mohamed Shoaib, también desde Pakistán, pero vía Alemania, mientras que Chemaa llegó procedente de Portugal en una fecha sin precisar, pero dentro del mes que abarca desde el 15 diciembre de 2007 al 15 de enero de 2008.

Tampoco se ha podido precisar la fecha de llegada del cuarto suicida, Aqueel Ur Rehman Abbasi -del que primero se dice que se encuentra en paradero desconocido y más adelante, que fue detenido en Breda el 18 de marzo de 2008- pero que debió llegar a Barcelona procedente de Holanda a principios de enero. Ese patrón de conducta, según el juez, "es común en organizaciones extremistas islámicas, que para ejecutar una acción terrorista suelen desplazar a los suicidas poco tiempo antes de llevarla a cabo".

El líder religioso y organizativo del grupo, Maroof Ahmed Miza, fue detenido durante una reunión celebrada en el local de la calle Maçanet, de Barcelona, precisamente donde fueron incautados los explosivos.

Según el testigo protegido, Maroof era quien adoptaba todas las decisiones importantes y el que cambió los planes sobre las fechas y lugares de la comisión de los atentados suicidas. Encargado de dirigir los rezos, hacía llamamientos a la yihad y al sacrificio de los suicidas.

Mohammad Ayud Elahi Bibi también fue detenido junto con Maroof en el local de la calle Maçanet donde se hallaron los explosivos, detonadores y otros elementos para la confección de artefactos. Recogió a uno de los suicidas y participó en los rezos de los suicidas que tuvieron lugar en una de las mezquitas.

El juez tomará declaración indagatoria a todos los procesados los días 17 y 18 de junio. Mientras tanto les ha reclamado 10.000 euros a cada uno para hacer frente a las responsabilidades pecuniarias que pudieran derivarse del proceso.

Algunos de esos agentes embozados de la Unidad Especial de Intervención (UEI)

Bombas poco potentes

Nitrocelulosa, elementos mecánicos y eléctricos, con los que se podían construir uno o varios artefactos explosivos, fueron incautados a los integrantes del grupo yihadista en los registros efectuados por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

No obstante, de acuerdo con el informe emitido por el Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ, los artefactos que podrían elaborarse con el material incautado "carecerían de la suficiente potencia destructiva para la comisión de un atentado con garantías de causar estragos". Los islamistas, según el juez de la Audiencia Nacional, pretendían atentar en el metro de Barcelona.

El dictamen en cuestión precisa, sin embargo, que los ingenios explosivos "pudieran ser válidos para la enseñanza en la manipulación de artefactos explosivos caseros que limitaran el riesgo para la integridad física de sus manipuladores". Ello quiere decir que, por el momento, el grupo no disponía de material explosivo suficiente para un atentado de gran envergadura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_