Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Signos

Margarita Xirgu vuelve con Lorca

Se estrena en España la película 'Bodas de sangre' tras 70 años de olvido

A principios de 1936, la actriz Margarita Xirgu partió desde Santander rumbo a Cuba con su compañía para comenzar una gira de seis meses por varios países de Hispanoamérica. En el verano del mismo año tenía previsto encontrarse con Federico García Lorca, pero el asesinato del poeta en Granada impidió el reencuentro, y la mítica actriz catalana se vio obligada a quedarse en el exilio. "Federico, continuaremos juntos...", dijo la actriz tras conocer la noticia de la muerte del poeta, y de alguna manera así fue.

El filme se estrenó en Buenos Aires en 1938 y duró pocos días en cartel

La película fue el gran homenaje del exilio argentino a García Lorca

Durante una estancia en Buenos Aires, Xirgu recibió una propuesta de Edmundo Guibourg, crítico y periodista argentino, además de amigo y biógrafo de Gardel. Se trataba de llevar al cine la primera obra que García Lorca estrenó en Argentina, Bodas de sangre, con la propia Xirgu en el papel protagonista y con una amplia presencia de su compañía en el reparto. La actriz aceptó el reto y el rodaje se realizó en la localidad de Jesús María, en la Córdoba argentina, con un paisaje similar a la escenografía rural en la que se desarrolla la obra de Lorca.

El texto fue adaptado por el propio Guibourg, que incluyó algunas canciones y poemas de Lorca que no se encuentran en el texto dramático original. No obstante, la mayor parte del guión cinematográfico es fiel a la obra escrita por el poeta granadino.

Sin embargo, la mezcla que suponía la dirección de Guibourg, el papel protagonista de Xirgu y la obra de García Lorca no logró cautivar al público argentino. El 16 de noviembre de 1938, en el cine Monumental de Buenos Aires, se estrenaba la cinta, que recibió malas críticas y que apenas fue publicitada, por lo que duró pocos días en cartel. Después llegó el silencio y las cuatro copias que existían de la película se guardaron en un almacén, quedando casi condenada al olvido.

"La primera persona que recuperó la película fue Antonina Rodrigo, biógrafa de Xirgu, que trajo de Argentina una copia y la donó a la Casa Natal de García Lorca en Fuente Vaqueros", explica el escritor y periodista Juan Luis Tapia (Granada, 1964), responsable de que la cinta se haya estrenado en España 70 años después. "Aquella cinta que trajo Rodrigo no había vuelto a ser proyectada desde su estreno, y cuando un rollo pasa tanto tiempo sin utilizarse se empasta, así que estaba totalmente inservible", comenta Tapia, que lleva investigando desde hace años diferentes aspectos de la vida de Lorca.

Durante una de las investigaciones de Tapia en Argentina, en busca de la voz de Lorca, apareció un segundo rollo propiedad del archivo Difilm. "Los responsables de este archivo, contra todo pronóstico, se habían encargado de proyectarla cada ciertos años, por lo que el rollo estaba a salvo y podíamos disponer de una copia", explica.

En opinión de Tapia, el mayor interés de la película es "la oportunidad de poder ver a Xirgu en el papel protagonista junto a miembros de su compañía interpretando a García Lorca". "Es muy emocionante escuchar sus voces, aunque se nota en los actores que están acostumbrados al cine mudo porque gesticulan muchísimo, son muy teatrales".

La música también tiene un lugar destacado en el desarrollo del filme. El compositor y director argentino Juan José Castro fue el encargado de la banda sonora. Castro, pocos años después de su trabajo en Bodas de sangre, entró en contacto con Manuel de Falla y fue uno de sus más importantes colaboradores en Buenos Aires. Además, posteriormente firmó dos óperas inspiradas en textos lorquianos: La zapatera prodigiosa (1943) y Bodas de sangre (1951).

"La película fue el gran homenaje del exilio argentino a García Lorca, mientras aún corría la sangre en una España en plena Guerra Civil", recuerda Tapia, que no cree necesario explicar los motivos por los que jamás llegó a proyectarse en España, donde ha permanecido inédita hasta hoy.

El estreno de Bodas de sangre en Granada, que se seguirá proyectando en la Casa Natal de García Lorca en Fuente Vaqueros, ha supuesto la puesta en marcha del proyecto Mar de Lunas, una iniciativa del Patronato Cultural Federico García Lorca de la Diputación de Granada que persigue recuperar documentos audiovisuales alrededor de la figura del poeta con la colaboración de la Filmoteca de Andalucía. "Es posible que pueda encontrarse mucho más material de este tipo, sobre todo en Argentina y en Nueva York, dos de los lugares a los que viajó Lorca", concluye Tapia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 2008