Aquí habrá un campo de golf

La ampliación de un campo de golf en Boadilla talará 326 encinas

El campo de golf Las Rejas en Boadilla del Monte, de nueve hoyos, se ha quedado pequeño y hay que ampliarlo, según el promotor, el Consorcio Deportivo y de Servicios de la Zona Noroeste. Esta organización está formada por los ayuntamientos de Pozuelo, Majadahonda y Boadilla. Y ahora pretende construir siete nuevos hoyos, una pista de práctica pitch & putt, dos lagos artificiales y otras instalaciones. El lugar elegido para hacerlo es la zona de Los Fresnos, un bosque de 1.275 encinas y pinos piñoneros. En total 326 encinas se verán afectadas por el nuevo campo.

El Consorcio integrado por los tres ayuntamientos ha presentado un informe de impacto ambiental en la consejería de Medio Ambiente. El estudio, elaborado por un despacho de ingeniería privado, señala que del "total de árboles presentes en la parcela de estudio la construcción del campo de golf afectará a 326 ejemplares". Para precisar la gravedad del asunto añade: "El impacto -sobre la vegetación- se considera adverso, directo, permanente, irregular, irreversible, recuperable y de magnitud severa". El informe reconoce que "se mantendrán todos los arbóreos excepto aquellos que son irremediablemente incompatibles con el desarrollo del campo de golf", con lo cual deja un resquicio para acabar con las 326 encinas.

Más información

El concejal socialista de Boadilla critica este plan porque supone "la pérdida de especies amenazadas sensibles a la alteración de su hábitat". Según el informe, estos ejemplares no tienen más de 30 centímetros de grosor. Pero la parcela donde el consorcio prevé construir los greens está repleto de grandes encinas junto a otras menos gruesas. "Resulta complicado salvar unos árboles y otros no", asegura Nieto.

El estudio ambiental también destaca que se producirá una afección severa sobre los acuíferos, por el uso de los fertilizantes y los productos fitosanitarios para la hierba. Y califica el daño como irreparable si no se toman las medidas oportunas. El consumo de agua del campo de golf será de 100.000 metros cúbicos de agua al año. "Es sólo un plan que está en información pública. No es definitivo", justifica un portavoz del Ayuntamiento de Boadilla. "Es Medio Ambiente quien tiene la última palabra", añade el mismo portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50